NO QUIERO ESCRIBIR SEÑOR

Quiero escribir, Señor, para alabarte y exaltarte, para mostrar al mundo cuánto te amo y cuánto significas para mí. Pero no quiero escribir nada que pueda quitar la gloria que te pertenece, nada que pueda deshonrarte o que no pueda mostrar que eres dueño de mi vida y Rey de verdad.

En mi iglesia y en mi casa, de mañana al despertar, por la noche y con mis hijos, en todo tiempo y lugar, quiero cantar tu nombre bendito y mostrar a todos que eres el centro de mi vida.

No quiero escribir nada que me pueda privar de ser acepto a tus ojos o de acatar tu voluntad. Quiero hablar contigo en la noche, escuchar tus consejos, apoyarme en tu palabra y contemplar aquella cruz donde fuiste humillado y herido por mí.

En esa cruz, tu cuerpo abatido fue puesto en mi lugar para salvar mi alma perdida. Y por eso, mi pluma tiembla solamente de pensar que pudiera escribir algo que ofensa pudiera dar a quien mi vida sacara del fango y la soledad.

No quiero escribir nada que no pueda mostrar que eres mi salvador, mi redentor, mi amigo y mi todo. Quiero que tus ojos me miren y me inviten al lugar donde pueda sentarme a tu lado y gozarme en tu presencia.

Quiero escuchar tus consejos, leer tu voluntad, meditar en tu palabra y descansar en la oración. Quiero que rompas mi pluma si no existiera verdad en lo que anhela mi alma de agradarte.

Por lo tanto, no quiero escribir nada que pueda dar algo de gloria a mi nombre. ¿Quién soy yo si tú no estás escudriñando mi mente, dirigiéndome en mi andar y guiándome en cada paso que doy?

Gracias, Señor, por tu mano que guía mi pluma y me ayuda a escribir estas palabras. Que siempre pueda decir: «Gracias, Padre, de verdad» por todo lo que has hecho por mí. Que mi escritura siempre te exalte y te glorifique, porque eres digno de toda la alabanza y honor.

En la Biblia, en Filipenses 4:8, se nos exhorta a pensar en todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, y de buena reputación. Al escribir para Dios, debemos asegurarnos de que nuestras palabras estén llenas de estas cosas. No debemos escribir nada que pueda quitar la gloria a Dios o que no pueda mostrar que somos sus siervos y que Él es el centro de nuestras vidas. Al contrario, nuestras palabras deben exaltar y glorificar a Dios en todo lo que hacemos.

Si quieres recibir nuestros mensajes, entra aquí y regístrate: Subscríbete A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por Email

Envía Imágenes Cristianas a tus seres queridos:
https://www.devocionalescristianos.org/imagenes-cristianas

Visita nuestros Foros y comparte con nosotros la palabra de Dios y haz nuevos amigos: https://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/foros/

Enlaces de Devocionales Cristianos