DISMINUYE AFLUENCIA DE FIELES AL “SEÑOR DE LOS MILAGROS”

De: Franz Wieser (fwieser@terra.com.pe)
Enviado: Miércoles, 02 de noviembre de 2005
Para: La República
Asunto: Habla, Nazareno

Señor director

Roberto Ochoa, en su columna “Cosas de la Tribu” del 19 de octubre,
pide al Nazareno que hable sobre el porqué cada año hay menos limeños
que lo acompañan en la procesión. No comparto la preocupación del
periodista y pienso que el fenómeno se debe, justamente, porque más
limeños ya han encontrado la respuesta en el mismo Evangelio, cada vez
en más manos y oídos.

Una lectura atenta del mismo nos hace ver que el Nazareno no apostaba
por la masa sino por el fermento que la cambie, no por el gimoteo
eufórico “¡Señor, Señor!” sino por la acción conforme a la voluntad de
Dios, no por la solución de los problemas que caiga del cielo sino por
milagros al alcance de nuestras iniciativas si tenemos fe, hambre y sed
de justicia, de transparencia y solidaridad, que tanto nos hace falta.
Para mí, un optimista incurable, la disminución de fieles en las
procesiones es una señal de madurez en la fe.

Muchas de las catástrofes naturales y sufrimientos que derivan de la
misma acción y omisión de los hombres las podríamos mitigar y hasta
eliminar, si nosotros cambiásemos de acuerdo al espíritu del mensaje
del Nazareno.

Franz Wieser
Diálogo y Vida


TITO PÉREZ
Director
www.prensaprotestante.com