DEVOCIONAL

 (Por: LA BIBLIA DICE… Ministerio Internacional )

JOIADA, ¿UN SACERDOTE O POLÍTICO?

?Toda la multitud hizo pacto con el rey en la casa de Dios. Y Joiada les dijo: Aquí está el hijo del rey, que ha de reinar, como dijo Jehová respecto a los hijos de David? (2 Crónicas 23: 3)

¿Debe un ministro de Dios, ser político? ¿Debe ser un Presidente, un Prefecto, un Alcalde? El presente texto despeja esa incógnita. Hubo un sacerdote que conocía la ley, y supo desempeñar su papel.

Joida ?Dios conoce?. Fue sacerdote en tiempos de Ocozías, Atalía y Joás, reyes de Judá. Su esposa Josabet, hija del rey Joram, salvó al niño Joás, hijo de Ocozías, cuando Atalía la reina madre intentó asesinar a todos los herederos al trono. Joiada lo mantuvo escondido en el Templo durante seis años, después de los cuales lo proclamó rey. Joiada fue el regente de Joás, e incitó un avivamiento religioso, destruyó los altares de Baal y restauro el Templo. (Vila DBI 1981)

Es interesante notar que un sacerdote cumplió sus labores religiosas a cabalidad, se casó tuvo mujer y orientó al rey Joás en los caminos del Señor y no usurpó al rey ni se metió a la vida política, aunque supo organizar a la gente.

Hoy vemos que ciertos líderes religiosos coquetean con el Estado. Algunos a ?raja tabla? pervierten las Escrituras y no tienen esposa. Otros ?Ministros de Diosí son candidatos y hasta ocupan altos cargos políticos, llevando a sus feligreses a compromisos políticos hasta hacer perder el objetivo de la Iglesia.

De ninguna manera estamos en contra de ser guías; aún en lo político, podemos orar y guiar en los caminos del Señor a hermanos en la fe para que sean excelentes hombres de vida política. Pero no arrastrar a la iglesia a que hagamos campañas políticas.

Al igual que Joiada que supo cumplir su papel y fue responsable en guiar al rey; debemos los líderes actuales, ser guardianes de la vida espiritual de nuestros conciudadanos en cargos públicos.

REFLEXION:

Zapatero a tus zapatosí y Pastor a tu pastoreo.