Hacia el hogar

Léase Jeremías 31.7-9

Hace mucho tiempo se me apareció el Señor y me dijo: «Con amor eterno te he amado; por eso te sigo con fidelidad». -Jeremías 31.3 (NVI)

Observaba maravillada cómo un inmenso salmón luchaba por saltar sobre una piedra grande en la corriente fría de un río en Ketchikan, Alaska. Este gran pez estaba regresando a su lugar de origen, donde depositaría sus huevos y moriría. Me maravillé ante el misterio de cómo el salmón tiene grabado desde su nacimiento los olores, la temperatura y las imágenes de sus lugares de origen; y cómo se siente impulsado a vencer los obstáculos para retornar a casa.

Reflexionando en esto, pensé en cómo se grabaron en mi las imágenes y los sonidos de mi casa. De niña me sentaba en la falda de mi mamá para oirla leerme los relatos del Antiguo Testamento y de la vida de Jesús y su gracia salvadora. Desde muy niña sentí la presencia de Dios en mi vida.

A través de mi vida he experimentado las altas y las bajas en la fe, pero al mirar al pasado, puedo ver un deseo firmemente grabado en mí de retornar al hogar. Un día, al igual que el salmón, llegaré al final de mi jornada y hallaré mi lugar de descanso en Dios, el origen de mi existencia.

Sra. Marilyn Smith (Missouri, EUA)

Oración:

Oh Dios, ayúdanos a recordar que nuestra jornada en la vida nos dirige a nuestro hogar en ti. Amén.

PENSAMIENTO PARA EL DÍA
¿Quién grabó la Palabra de Dios en su corazón?

OREMOS:
Por alguien que me alimentó en la fe.

Amado Buen Dios hoy venimos ante ti con acción de gracias, si agradeciéndote tus bondades, agradecerte tu amor inigualable y por que nos amas tal y como somos. Hemos pecado y lo reconocemos sin embargo queremos pedirte que nos perdones pues estamos arrepentidos por que nuestro corazón no soporta el peso del pecado y siente asfixiarse en el, pero sabemos que tu tienes al alivio al mismo y confiamos en ti amado Dios. Te pido bendiciones sobre abundantes sobre aquellas personas que han sido instrumento a el fortalecimiento de nuestra fe. en el nombre que es sobre todo nombre JESÚS amen.