LA PRESENCIA DE DIOS: REFLEXIÓN

Tú no fuerzas una flor a que abra, la flor la abre Dios; tu la plantas, la riegas, La resguardas, Lo demás lo hace Dios.

Tú no obligas a un amigo a que te ame, El amor lo da Dios; tú le sirves, le ayudas, en ti la amistad arde, Lo demás lo hace Dios.

Tú no obligas a un alma a que crea, La fe la da Dios; tú obras, trabajas, confías y esperas, Lo demás lo hace Dios.

Así que no trates de adelantarte a su plan de amor. Trabaja, ayuda, vive para amarle, Lo demás lo hará Dios.    

Señor no permitas que nosotros tratemos de hacer el trabajo que te toca hacer a ti en las almas, ayudanos, a sembrar la semilla, lo demas lo haras tu, en el nombre de tu hijo amado Jesucristo, Amen.

Enlaces de Devocionales Grupos

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí