Solo quería hablarte
Arturo Quirós Lépiz

Una de estas noches me pasó algo muy poco usual en mi. A las 2:35 de la mañana me desperté sin poder dormir de nuevo. Daba una y otra vuelta en la cama y  por alguna razón no podía conciliar nuevamente el sueño. Estaba pasando por algunas pruebas en esos días por lo que pensé: "debe ser el estress"  aunque eso no es algo que me afecte pero bueno, siempre hay una primera vez. A las 3:35 (1 hora después) y luego de muchas vueltas me dí por vencido y decidí levantarme. Entonces tomé un poco de agua y fuí a mi escritorio donde mi Biblia estaba abierta y decidí entonces leer un poco. Leí Eclesiastés 3.

En ese momento sentí una gran presencia de Dios y me arrodillé simplemente para hablar con el, y aprovechar ese rato. Al finalizar la oración me di cuenta de que no era el estress o la tensión, tampoco un insomnio por algun malestar, sino que en medio de la prueba, Dios me despertó y no me permitió dormir hasta haberme dicho lo que quería decirme.

El mensaje de Dios fué muy simple y es que con todas las carreras de esos días, era la única forma de poder captar toda mi atención para decirme que había una salida y que todo iba a estar bien.

Me sentí mal por haber dejado a Dios de lado, pero me llenó de alegría el recordar que Dios siempre está ahí y que me despertó y me sentí como Samuel quien se levantó varias veces en la noche hasta que su maestro le dijo : "no soy yo quien te ha llamado" y la próxima vez que Samuel escuchó la voz dijo: "Habla Señor, que tu siervo escucha"

¿Dejamos hablar a Dios hermanosí ¿Permitimos que Dios nos hable y nos guíe o somos simplemente chiquillos malcriados que gritamos y no aceptamos la corrección?

No se lo que estas pasando y puede ser un dia muy difícil de problemas en tu vida, pero hay algo que te puedo decir y es que Dios quiere confortarte si tu lo dejas. Quiere abrazarte si se lo permites e incluso va a despertarte a media noche para ver si así puede captar tu atención para decirte cuanto te ama.

Que esta semana esté llena del amor de Dios y que sus palabras lleguen a nuestros corazones.

Tu amigo y hermano
Arturo

__._,_.___

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí