Doy gracias a mi Dios


1 Tesalonicenses 5:18
"Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús".


Ser agradecidos es una señal de salud emocional. Es interesante observar cómo en todas sus cartas, con excepción de la enviada a los gálatas, el apóstol Pablo incluye una expresión de gratitud hacia sus destinatarios, aun cuando algunos de ellos le habían producido más de un dolor de cabeza. En su carta a Filemón no podía faltar la gratitud.

Con frecuencia pensamos que hay más motivos para quejarnos que para agradecer. Lo cierto es que cuando vivimos con la queja en los labios el resultado siempre es lo opuesto a lo que queremos conseguir. Es muy difícil vivir con un quejoso, pero ¡qué grato es estar al lado de una persona llena de gratitud! Una palabra o un gesto de gratitud hacia nuestros hijos pueden hacer la diferencia de un futuro carácter feliz o un futuro genio avinagrado. Decir "gracias" puede sonar como música a los oídos y dar ánimo al que está en medio de una tarea tediosa y rutinaria.

Oramos:
"Señor, borra de nuestros labios la queja y ayúdanos en este día a ser agradecidos".




Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí