Mis pensamientos no son vuestros pensamientos,ni vuestros caminos mis caminos, dijo el Señor.Como son más altos los cielos que la tierra,así son mis caminos más altos que vuestros caminos,y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.Isaías 55:8-9.

Los pensamientos de Dios y los del hombre

 

¿Cuándo pronunció Dios estas palabrasí Después de haber anunciado que es misericordioso para con el malo que se arrepiente y que también es amplio en perdonar. Como es un Dios de amor, sus pensamientos están impregnados de amor y su manera de obrar está llena de ternura y de compasión.

Pero no es un amor que pasa por alto el mal con indulgencia, que absuelve al culpable con tolerancia; no es el amor humano con sus debilidades, preferencias e injusticias. Es un amor perfecto que sólo pudo expresarse plenamente después de la muerte y resurrección de Jesucristo, que trajo el perdón de nuestros pecados.

Los pensamientos del hombre están manchados más de lo que nos imaginamos por el pecado e impregnados de egoísmo. Dan origen a la mentira, a la violencia y a la inmoralidad; son opuestos a los de Dios. Los medios de comunicación acentúan esas tristes desviaciones.

¿Cómo podrían los pensamientos del hombre acercarse a los de Diosí Los hijos de Dios, alentados por la vida de Cristo, pueden compartir los pensamientos de Dios porque su “entendimiento” (inteligencia o manera de considerar a los demás y a las cosas) fue renovado y cambiado cuando se volvieron a Dios. Dios nos invita a permanecer en contacto con él en dos sentidos: primero, de él hacia nosotros a través de su Palabra, la Escritura. Segundo, de nosotros hacia él por la oración.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí