Reflexiones – ¿En Qué Creemosí

“El SEÑOR es mi pastor; no desfalleceré. En lugares de delicados pastos me hará yacer; junto a aguas de reposo me pastoreará. Convertirá mi alma; me guiará por sendas de justicia por su nombre” (Salmos 23:1-3).

Un hombre preguntó a un cristiano: “¿Qué usted cree sobre Diosí” “Creo en lo que mi iglesia cree”, dijo el cristiano.
“¿Y lo qué su IGLESIA cree?” preguntó el hombre. “Mi iglesia cree en lo que yo creo” dijo el cristiano. “¿Y qué es lo que usted Y su iglesia creen?” preguntó el hombre. “¡Hey!, nosotros dos creemos la misma cosa!” dijo el cristiano.

¿Y qué nosotros creemos sobre Diosí ¿Qué Él ha representado en nuestro vivir diario? Ha ocupado el papel principal en nuestras decisiones o lo hemos tratado con indiferencia?

Nosotros, que somos la iglesia del Señor, el templo del Espíritu Santo, seremos mucho más felices y benditos si Dios ocupa el papel principal en todos nuestros días. Cuando abrimos nuestros corazones para el Señor entre, caminamos seguros y tranquilos, sabemos por donde andamos y adonde estamos yendo, no tememos mal alguno porque Él es nuestro Pastor amado.

Creo que Dios es el Guía de todos mis pasos, que tiene lo mejor para todas las áreas de mi vida, tanto material como espiritual, que me ayudará a realizar todos mis sueños, que me hará siempre más que vencedor.

¿Y qué usted cree? ¿Cree que el Señor no dejará que nada le fale? ¿Cree que Dios siempre dirigirá sus pasos por caminos de bendicionesí ¿Cree que las tormentas que por veces se abaten sobre usted, luego se transformarán en bonanza y paz?
¿Cree que es heredero, en Cristo, de las moradas celestiales, para siempre?

Y si cree, no deje jamás la tristeza abatirle. Viva feliz…
¡sonría!