Inicio » Cristianos » Reflexión Cristiana – Casa Limpia

Reflexión Cristiana – Casa Limpia

Reflexión Cristiana – Casa Limpia

“Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado” (Juan 15:3).

Un día, estaba enseñando a mi clase bíblica de niños y conté sobre la visita de Jesús a la casa de Marta y María. Yo expliqué, con detalles, como María y Marta se apresuraron para limpiar la casa y hacer una comida especial. Entonces, haciendo una pausa, yo pregunté: “¿Qué ustedes harían si Jesus fuese a visitar su casa hoy?” Una pequeña niña, rápidamente, contestó: “Pondría la Biblia sobre la mesa”. (Louise Day)

Nuestra ilustración podría ser interpretada de varias maneras, pero, prefiero entenderla de la siguiente forma: La Biblia es lo  mejor que tenemos para limpiar nuestra casa y la comida más especial para un crecimiento espiritual firme y saludable.

Cuando no permitimos que la Palabra de Dios haga una limpieza total en nosotros, luego nos llenamos de las polillas del egoísmo, de las telas de araña de mágoas y odios, de las manchas de vanidad y del polvo constante de todo tipo de pecado.

La Palabra de Dios nos limpia y, al mismo tiempo, nos alimenta. Cuando nos dejamos purificar por las enseñanzas del Señor, nos tornamos más blancos que la nieve y mostramos el brillo de la presencia de Cristo en cada paso dado. El nombre de Jesús es exaltado y somos fortalecidos por la alegría de Su corazón.

Si antes nos alimentábamos de odio, indiferencia, incredulidad y vicios, pasamos, con la palabra, a disfrutar de una comida más especial. Nuestra alma pasa a probar del amor de Dios, de Su misericordia, de Sus promesas maravillosas. Nuestro corazón pasa a sentir los efectos de las vitaminas de la fe y de la esperanza y, limpios y alimentados, nuestros días se vuelven llenos de júbilo y felicidad.

Y usted, ¿que haría o que está haciendo para recibir la visita del Señor en su casa?

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte