Inicio » Cristianos » Cristianos Necesitamos la ayuda de Dios

Cristianos Necesitamos la ayuda de Dios

Cristianos Necesitamos la ayuda de Dios

“MI AYUDA PROVIENE DEL SEÑOR…” (Salmo 121:2 NVI)

Se dice que alguien oraba así:

“Señor, hasta ahora lo he hecho todo bien hoy. No he hablado mal de nadie, ni me he enojado, no he sido desagradable, ni avaricioso, ni he estado de mal humor. Pero dentro de unos momentos me voy a levantar de la cama y voy a necesitar toda la ayuda que puedas darme.”

Nos sonreímos, pero la verdad es que nos cuesta reconocer nuestra necesidad de ayuda, especialmente en un mundo que promueve la autosuficiencia. El tiempo más peligroso de tu vida es cuando piensas que no necesitas a Dios. Te llenas de autocomplacencia, aumenta tu transigencia y tu satisfacción, y aunque digas: ‘Te necesito, Señor’, actúas como si todo dependiera sólo de ti. Al hacerlo, no ejercitas la fe, y sin fe no puedes agradar a Dios (véase Hebreos 11:6).

Si Dios no forma parte de tu visión, entonces la visión no es de Dios. Sin embargo, cuando Dios es parte de ella, Él será el único que podrá llevarla a cabo. Sin su ayuda, ¿qué podemos hacer o decir para tener una influencia positiva? No podremos ni siquiera empezar a progresar hasta que reconozcamos con humildad que somos impotentes ante la mayoría de las cosas. ¡Pero Dios sí lo puede todo! No importa por lo que estés pasando hoy, lee las siguientes palabras y descansa en ellas:

“Dios jamás permitirá que sufras daño alguno. Dios te cuida y nunca duerme. ¡Dios cuida de Israel, y nunca duerme! Dios te cuida y te protege; Dios está siempre a tu lado. Durante el día, el sol no te quemará; durante la noche, no te dañará la luna. Dios te protegerá y te pondrá a salvo de todos los peligros. Dios te cuidará ahora y siempre por donde quiera que vayas” (Salmo 121:3-8 Traducción en lenguaje actual).

Deja un comentario

40 Compartir
Comparte40
Tweet
WhatsApp
Comparte