ascenso-trabajo-promocion“LA DÁDIVA DEL HOMBRE LE ENSANCHA EL CAMINO…” (Proverbios 18:16)

¿Estás listo para un ascenso?

Dios te está preparando para algo especial. Y aquello con lo que estás luchando ahora forma parte de la preparación. Prepárate – lo que el enemigo envió para mal, Dios está a punto de transformarlo para bien (Ver Génesis 50:20). Cuando Él llevó a David al palacio real, éste no era más que un burdo pastorcillo con estiércol de oveja en las botas. Pero Dios le dijo: “Estás a punto de ser ascendido. Te vi matar al oso y al león; te estaba observando, aunque tú no te dieras cuenta.” Salomón dijo: “La dádiva del hombre le ensancha el camino…” (Proverbios 18:16a).

El único don de David eran unos harapos y una piedra, pero cuando lo usó, eso fue suficiente para matar a Goliat. Cada vez que tengas que luchar contra el enemigo:

(a) Usa sólo aquello con lo que estás dotado;

(b) No intentes llevar la armadura de otro, porque no te va a quedar bien;

(c) Aunque lo que tengas no parezca mucho, si Dios está en ello, va a ser más que suficiente para realizar la tarea.

El don de David le abrió puertas, y el tuyo también lo hará. ¿Qué don?, te preguntas. Dios te vio cuando barrías la iglesia, cuando ayudabas en la escuela dominical, cuando visitabas a los enfermos y los encerrados. Estaba escuchando cuando otros decían: “Se están aprovechando de ti.” Pero tú lo hacías “como para el Señor”, y ahora Él te va a ascender. “Pero yo no estoy capacitado para esto”, dices. Lo único que Dios necesita es un espíritu enseñable, un corazón entregado y alguien que ore así: “Señor, si Tú me capacitas, yo estoy totalmente dispuesto.” Recuerda, cuando des a Dios lo que tienes, Él te va a dar lo que Él tiene. ¡Así llevas todas las de ganar!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí