fuerza-en-la-biblia

«…LOS QUE ESPERAN Al SEÑOR TENDRÁN NUEVAS FUERZAS.» (Isaías 40:31)

3 Promesas de Dios para los débiles

Dios no nos dice cómo contestará nuestras oraciones, ni siquiera cuándo, pero sí promete a los que esperan en Él una cosa: fuerza.

Tony Evans observa que la palabra ‘esperar’ viene de una palabra hebrea que se usa en la fabricación de cuerdas. Cada cuerda comienza siendo un hilo y cada hilo añadido simplemente aumenta su fuerza.

¿Entiendes la idea? Cada vez que esperas en el Señor, añades otro hilo a la cuerda; te haces un poco más fuerte, un poco más capaz de resistir. ¿Te sientes como si solo estuvieras pendiente de un hilo? Espera en la presencia del Señor y deja que Él lo convierta en una cuerda. Pero esperar no es siempre algo pasivo: a veces es activo, como atender a un cliente, asegurando que su necesidad es satisfecha.

Esperar no es tanto una postura como un enfoque. Isaías dice: «Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en Ti persevera, porque en Ti ha confiado» (Isaías 26:3). Sea que estés sentado orando en la presencia de Dios, o llevando a cabo su voluntad activamente, tienes su garantía de que tu fuerza será renovada. Escucha y medita en estas 3 promesas de Dios:

(1) «Aguarda al Señor; esfuérzate y aliéntese tu corazón; sí, espera al Señor» (Salmo 27:14);

(2) «Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de Él es mi esperanza» (Salmo 62:5);

(3) «… Como los ojos de los siervos miran a la mano de sus señores… así nuestros ojos miran al Señor nuestro Dios» (Salmo 123:2b).

¿Necesitas más fuerza? ¡Espera más en Dios!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí