sorpresa-de-Dios“EL QUE ESTÉ EN LA AZOTEA, NO DESCIENDA PARA TOMAR ALGO DE SU CASA.” (Mateo 24:17)

¡No te pierdas lo que el Señor Dios tiene para ti!

La Biblia usa palabras como ‘directamente’, ‘inmediatamente’ y ‘de repente’, para recordarnos que cuando Dios actúa, lo hace rápidamente. No lo anuncia con trompetas, bombos y platillos, por lo que tienes que estar listo, sobre todo cuando se trata de algo que has estado esperando por mucho tiempo. De hecho, Dios actúa tan rápido que un día te sientes como si estuvieras pasando por un infierno y al siguiente como sentado en los lugares celestiales. Y en ambos casos, es Dios quien obra en ti (Ver Filipenses 2:13).

¡Estate alerta! Puedes estar a sólo un momento de la respuesta que has estado buscando. Eso es todo el tiempo que Dios tarda en cambiar las cosas. No dejes que la falta de resolución haga que pierdas la oportunidad. Lee: “El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa” (Mateo 24:17). Tienes que decidir si vas a ir con lo que Dios tiene ahora para ti o volver a casa, pues el dedicarte a tus negocios pendientes puede causar la pérdida de esta oportunidad.
Eso mismo les puede suceder a otros. Un hombre enfermo se perdió la sanidad durante treinta y ocho años porque esperó a que otros actuaran. Decía: “…no tengo quien me meta en el estanque…” (Juan 5:7b). Durante años permaneció sentado junto a la solución, pero por causa de otros la perdió. Nada es más importante que lo que Dios quiere decirte y hacer por ti hoy: ni lo que pasa en tu casa, ni las opiniones de los demás. ¡Lo único que importa es que estés listo para recibir lo que Él tiene para ti!

Y tu recibirás hoy lo que Dios tiene para ti ?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí