razones-para-salir-de-la-barca“PEDRO ANDABA SOBRE LAS AGUAS PARA IR A JESÚS” (Mateo 14:29)

Razones para salir de la Barca y caminar sobre las aguas

Hay muchas y muy buenas razones para salir de la barca; aquí hay 4 razones para aprender:

1) Tu fe se desarrolla

2) Es la alternativa para dejar de ser del montón

3) Es como descubres tu llamado

4) Pero hay una razón más importante. Escucha:

“Pedro… andaba sobre las aguas para ir a Jesús” (Mateo 14:29).

Jesús no está en la barca… ¡está en el agua! Desarrollamos una “fe de agua profunda” solamente cuando estamos listos para dejar la comodidad, la seguridad y lo predecible, y cuando damos un paso en fe con Él.

Puede ser que hayas trabajado durante años para crear una vida manejable y ordenada, manteniendo una ilusión de control.

Entonces… ¡PUM! Dios lo sacude todo pidiéndote que des un paso en fe y te enfrentes a la crisis, al miedo, a la oportunidad, y a retos que te quedan demasiado grandes para manejarlos tú solo. ¿Por qué?

¡Pues para que aumente tu dependencia de Él!

Quizás hubo un tiempo en el pasado cuando te arriesgaste a compartir tu fe, incluso cuando ello suponía enfrentarte al rechazo, a dar, incluso cuando suponía sacrificio personal, a servir, aun cuando podías fallar.

A veces te hundiste, otras, remontaste el vuelo. ¡Pero viviste “al límite” por fe! Sin embargo, mírate ahora… en tu barco confortable, con sillas acolchadas y estabilizadores, ¡incluso sin mareos!

De hecho, ¡ni siquiera sientes la tormenta cuando llega!

Siempre que dejes la seguridad del barco, ocurrirán dos cosas:

(1) Cuando falles, y fallarás, no te quedarás solo.

Jesús no estará a más de medio metro de distancia de ti.

(2) De vez en cuando, al andar sobre las aguas… hará que la lucha parezca insignificante.

  • YO AMO A MI SEÑOR PORQUE EL SIEMPRE ME DA LA LUZ.