fracaso-no-final-biblia
El Fracaso No Es El Fin En Nuestra Vida Cristiana

El que comenzó la buena en nosotros, la culminará hasta el día de Jesucristo. Filipenses 1: 6

¿Alguna vez ha fallado? Podría ser un fracaso espiritual o incluso no completar algún proyecto que comenzó. Muchas veces cuando hemos fracasado, sentimos que nuestro mundo ha terminado. Satanás se lanzará sobre nosotros con pensamientos de fracaso para usar para la autocompasión o nos condenará por nuestra debilidad. Más aún, cuando estamos en Cristo, el fracaso nunca es definitivo.

El Fracaso no es el fin Para Nosotros Como Cristianos

Incluso si perdemos una batalla aquí y allá, tenemos victoria en Cristo Jesús. A través de Él, tenemos la gracia de Dios o un favor inmerecido para ayudarnos a llegar a donde necesitamos ir. El fracaso no es el final para el creyente. El Señor puede usar todas las cosas buenas o malas en nuestras vidas para que trabajen en favor de Su plan para nuestras vidas.

Nuestra responsabilidad es mirar inmediatamente al Señor en busca de ayuda cuando hemos fracasado. Quizás fracasamos debido a nuestro pecado, podemos confesarlo a Él, recibir perdón, y ser limpiados de nuestra injusticia. Si hemos fracasado porque hemos descuidado disciplinas espirituales como la oración, el estudio de la palabra de Dios, o la comunión con otros hermanos, podemos volver al camino correcto inmediatamente. Cualquiera que sea la razón de nuestros fracasos, Dios tiene una obra para completar en nosotros y Él nos dará la fuerza para continuar adelante.

fracaso-no-final-biblia
El Fracaso No Es El Fin En Nuestra Vida Cristiana

Cuando rendimos nuestros fracasos al Señor, Él nos libera de la esclavitud de tratar de ser perfectos en todas las cosas. Él usará nuestros fracasos para acercarnos a Él por fortaleza, sabiduría y fe en nuestros próximos pasos. Dios tiene todo lo que necesitamos para superar nuestros fracasos. Pero siempre y cuando nos humillemos ante Su perfecta voluntad para nuestras vidas.

Oración:

Amado Señor, sé que mi fracaso no es definitivo en Ti. Oro por fuerza para pasar esta etapa e ir en pos de Tu mayor propósito para mi vida. En el nombre de Jesús, amen.