personas-no-quieren-ir-iglesia
Formas de ser la Iglesia para la gente que no quiere ir a la Iglesia

La gente necesita conocernos antes de poder confiar en nosotros. Y necesitan confiar en nosotros antes de ir a la iglesia con nosotros.

Ayudar a la gente a llegar a la fe en Jesús antes era tan fácil como el viejo 1-2-3.

  1. Invite a un amigo a la iglesia.
  2. El amigo viene a la iglesia.
  3. El predicador hace su trabajo.

(Eso es evangelismo del Nuevo Testamento, ¿verdad? Uh, tal vez no.)

Hoy es más difícil.

En mi escrito anterior, en el cual hablaba sobre la problemática de la Iglesia, escribí sobre ¿por qué la gente no quiere ir a la iglesia?

No están enojados, son apáticos.

¿Pero de dónde viene esta apatía?

Mira el primer paso, arriba. El primer elemento crítico no es la invitación, es tener un amigo que hace la invitación.

Leer más…

7 Excelentes Versículos Bíblicos para que los niños memoricen

5 Razones Por Qué Sus Hijos No Quieren Ir a La Iglesia

¿Cómo Puede La Biblia Ayudarme Con Mi Estrés?

El mayor obstáculo para la evangelización hoy en día puede ser tan simple y triste como esto: ya no conocemos a nuestros vecinos como antes. En una estadística bien documentada, el 20% de personas dicen que no conocen a ningún cristiano.

La gente está dispuesta a confiar en Jesús cuando le gusta y confía en los cristianos que conoce.
Este es un problema crucial, porque hay una razón sobre todas las demás que conecta a la gente al evangelio.

La gente está dispuesta a confiar en Jesús cuando le gusta y confía en los cristianos que conoce.

La gente necesita conocernos antes de poder confiar en nosotros. Y necesitan confiar en nosotros antes de ir a la iglesia con nosotros.

Tenemos que ser la iglesia antes de que vayan a la iglesia.

¿Pero cómo esto funciona hoy en día?

Empecé a hacer una lista. Originalmente tenía 7 puntos sobre este tema. Ahora son las 11, si esperara unos días más, podría llegar a los 20 o más.

Así que esta lista no es definitiva. Y los puntos que contiene no están exentos de culpa.

Pero tampoco hay nada raro ni nuevo en ella. Algunas de estos puntos pueden parecer radicales. Pero sólo porque tomar en serio nuestra fe fuera de los muros de la iglesia es radical.

Leer más…

99 Razones Por qué Debo Ir A La Iglesia Este Fin De Semana

5 Tipos De Predicadores Del Evangelio: ¿Cúal predicador Eres?

¿Cómo su iglesia puede alimentar al hambriento y vestir al desnudo?

1) Ore por ellos con pasión

No de esa manera cristiana de “Oraré por ti”. Necesitamos que sea una prioridad orar por nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo y vecinos que no asisten a la iglesia. Todas las estrategias y la amabilidad en el mundo no harán ninguna diferencia sin esto.

2) Construya Relaciones Sin Ataduras

Nadie quiere ser el proyecto de otra persona. Siempre saben cuando lo son. Pueden olerlo desde lejos.

Cuando alguien no quiere ser llamado, deja de llamar y simplemente ama a la gente como lo hizo Jesús. Él se encargará del resto.

3) Trabaje Duro y Hasta el Fin (No Se Canse)

Superar la apatía no ocurre de la noche a la mañana. Lleva años, a veces décadas. Pero a la luz de la eternidad, vale la pena la inversión.

Necesitamos estar de acuerdo con lo que pueden parecer pérdidas a corto plazo, para obtener ganancias a largo plazo.

Claro, se siente muy bien compartir en Facebook sobre la última “conquista” de la iglesia en la guerra cultural, pero un triunfo a corto plazo cierra más puertas de las que abre.

4) Viva Con Integridad

La integridad puede ser el rasgo de carácter más necesario, pero menos evidente, en la sociedad. Prácticamente todas las encuestas muestran que la gente tiene menos fe que nunca en nuestras principales instituciones, incluyendo la iglesia. ¿La razón? Falta de integridad.

Necesitamos vivir vidas honradas. Vidas santas. Vidas honestas y transparentes.

La confianza es fácil de perder y difícil de ganar. Y es aún más difícil volver a ganarla. De nuevo, se trata de una apuesta a largo plazo.

Leer mas…

¿Es Tu Liderazgo Como El de Moisés o Como El de Jesús?

Manipulaciones evangélicas

El Carácter de los Hijos de Dios

Sean Conocidas Vuestras Peticiones Delante De Dios En Todas Oración (Filipenses 4:6)

5) Hable Sobre La Vida Diaria, No Sólo Sobre Su Iglesia

La vida real nunca se trata de un solo tema.

Si Jesús influye en cada área de nuestras vidas (lo cual hace) entonces debemos conectarnos con la gente en cada área de nuestras vidas, incluyendo las partes que no son de la iglesia.

6) Deje de Asociar La fe Con la Política y Las Denominaciones

El evangelio de Jesús es más grande que nuestros partidos políticos, orgullo nacional, denominaciones y credos juntos.

Necesitamos dejar de hablar como si cada cristiano compartiera nuestra visión política o distintivos denominacionales.

Cuando asumimos que cada cristiano es un (tu partido político), nos aislamos de la gente que podría estar interesada en Jesús, pero que no quiere ser un (tu partido político).

Dejemos de hacer a Jesús pequeño en este sencillo.

7) Sea Más Alegre y Menos Mezquino

“Bienaventurados los simpáticos” no es una de las Bienaventuranzas.

Jesús no vino a hacernos simpáticos. Él vino para hacernos santos. Para redimirnos del pecado. Y fue crucificado por ello. Los tipos “simpáticos” no son crucificados.

Así que no soy un fanático del evangelio simpático. Pero tengo aún menos tolerancia para un evangelio mezquino.

Hay demasiados cristianos malos a nuestro alrededor. ¿Por qué la gente querría ser parte de esto?

Vivir con alegría. Es más profundo que la amabilidad, más fuerte que la maldad, y rabiosamente contagioso.

8) Vive Una De Escandalosa Generosidad

La generosidad sin agenda es escandalosa. Desafía todo lo que representa nuestra cultura. Pero, con demasiada frecuencia, la iglesia hace cumplir la codicia en lugar de combatirla.

Es hora de que la iglesia sea conocida como la gente loca que siempre está siendo generosa. Mostrémosle a la gente que la fe en Jesús se trata más de dar que de recibir.

9) Sea Auténtico, Aunque Signifique Ser Diferente

Es mejor ser relevante que rancio. Pero en última instancia, se relevante es seguir siendo un seguidor, un poco más adelante de los demás.

Es mejor ser auténtico que relevante. No escondas tus rarezas, acéptalas. Si Jesús no nos hace vivir de otra manera, ¿qué sentido tiene?

Pero aquí está el desafío: tenemos que vivir de otra manera sin parecer como “mírame, soy mejor que tú”. Porque no lo somos.

El mejor ejemplo de cómo hacer esto bien, es mirar la vida de Jesús.

10) Este Siempre Disponible (24/7)

La mayoría de las personas que vienen a Jesús como adultos lo hacen debido a un trauma. Dios nos programó para que buscáramos ayuda cuando sucedieran cosas malas.

La gente no se acerca a una iglesia cuando está sufriendo, sino a un amigo. Y si ese amigo es también un creyente, entonces ese amigo puede traerlo a Jesús justo cuando más lo necesita.

Pero debemos resistir la tentación de cambiar al modo de reclutamiento cuando la gente está traumatizada. Hay pocas cosas más inapropiadas que aprovechar el dolor de otra persona para nuestra propia agenda. Incluso si esa agenda es buena.

Cuando la gente está sufriendo, esté disponible y deje que Jesús haga el resto.

11) Haga Menos Afirmaciones y Mantenga Más Conversaciones

El seminario me enseñó a predicar y enseñar. Pero no me enseñó a escuchar.

La mejor rampa para romper la barrera de la apatía es mostrarle a la gente que te importa. Y la mejor manera de empezar a hacer eso es escucharlos.

Pero nos gusta hacer afirmaciones. Nos gusta que la cámara de eco de Facebook zumbe.

Hay un tiempo y un lugar para que las grandes verdades sean declaradas con grandes y audaces declaraciones.

Jesús lo hizo. Nosotros también deberíamos.

Pero cuando toda nuestra comunicación cristiana se trata de hacer solo afirmaciones, perdemos la oportunidad de tener pequeñas conversaciones.

Jesús tuvo pequeñas conversaciones. En grandes temas.

Ahí es donde se ganó la confianza de la gente. Ahí es donde la ganaremos, también.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí