cosas-para-saber-pastor
COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE SER PASTOR

Tabla de Contenidos

COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE SER PASTOR

1. SERÁ LA COSA MÁS DIFÍCIL O DURA QUE HAGAS

¡En serio, es realmente y verdaderamente difícil! Imagina la cosa más difícil que has hecho y multiplícala por 100. Eso estará cerca de cuán difícil es el ministerio. Si tú quieres ser un pastor simplemente porque te suena divertido o fácil, haz algo más. 

2. LA INTEGRIDAD Y EL AMOR POR CRISTO NO SERÁN SUFICIENTES; TIENES QUE SER CAPAZ DE LIDERAR GENTE

Tu carácter y amor por Cristo son los requisitos para entrar. Son cruciales y más importantes que todo lo demás. Sin embargo, no importa cuán piadoso seas, si no puedes liderar gente, tendrás muchas luchas. 

3. LA GENTE TE EVITARÁ Y ACTUARÁ RARO SIMPLEMENTE PORQUE ERES PASTOR

La gente actuará de una manera cuando esté a tu alrededor, y de otra cuando no lo estén. Otros te evitarán porque representas a Dios, y se sienten culpables. Esta es la razón por la cual muchos pastores temen la inevitable pregunta cuando conocen a alguien nuevo, “así que, ¿a qué te dedicas?”

4. LA GENTE ESPERARÁ QUE ESTÉS DISPONIBLE LAS 24 HORAS DEL DÍA Y LOS 7 DÍAS DE LA SEMANA (24/7) 

Recibirás llamadas y mensajes de texto a medianoche. Algunas serán urgentes; otras pueden esperar. 

Tendrás que establecer límites en tu horario debido a que el trabajo de un pastor simplemente nunca termina. 

5. CONVERTIRTE EN UN “TRABAJO-ÓLICO” TE SERÁ RECOMPENSADO, PERO DESTRUIRÁ TU FAMILIA 

Los pastores que trabajan demasiado reciben alabanzas y probablemente aumentos salariales… hasta que sus familias se hacen pedazos. Luego la gente se compadece de ellos. 

Tendrás que elegir frecuentemente entre llevar a cabo el ministerio y estar con tu familia.

Tal vez pueda interesarte… 

Pascua de Resurrección: 7 Ideas Para Las Familias

¿Cómo su iglesia puede alimentar al hambriento y vestir al desnudo?

¿Quién Es Un Verdadero Discípulo de Cristo? ¿Y que sobre la secta?

6. CUANDO LA GENTE DEJA DE ASISTIR A TU IGLESIA, TE DOLERÁ

Sin importar cuán maravilloso seas, algunas personas se irán. Es inevitable. Puede que nada tenga que ver contigo, pero siempre se siente personal

7. TENDRÁS QUE LUCHAR CONTRA EL IMPULSO DE COMPARAR TU MINISTERIO CON EL DE OTRAS IGLESIAS

Siempre perderás si caes en el juego de la comparación. Si te comparas con una iglesia más pequeña, sentirás orgullo. Si te comparas con una iglesia más grande, sentirás envidia. Ambas clases de comparación son pecaminosas. 

8. LOS ATAQUES DESDE ADENTRO DE TU IGLESIA SERÁN PEORES QUE LOS QUE VIENEN DEL EXTERIOR

Naturalmente esperarás que vengan algunos ataques del enemigo desde fuera de la iglesia. Pero son los ataques del enemigo desde adentro, como la traición de Judas a Jesús, los que hieren más. 

9. NO SERÁS DISCIPULADO O MENTOREADO A MENOS QUE BUSQUES SERLO INTENCIONALMENTE

La gente que quieres que te mentoree está ocupada. Nadie hasta ahora ha visto mi “gran potencial juvenil” y ha dejado su camino para discipularme. Cada mentor que he tenido en mi vida, lo tuve que buscar por mí mismo. 

10. TENDRÁS QUE LUCHAR CONTRA EL PESIMISMO, AMARGURA Y AÚN CONTRA LA DEPRESIÓN

Atravesarás temporadas de duda en la provisión de Dios, de resentimiento contra algunas personas en tu iglesia, e inclusive de depresión. Uno de los años más oscuros de mi vida fue el resultado de una mala experiencia ministerial. 

Tal vez pueda interesarte…

Día del Padre, El Mejor Regalo: El Legado De Un Papá

Si No Hay Oración, No Hay Poder. ¡Eso Enseña La Biblia!

El evangelista Luis Palau anuncia diagnóstico de cáncer Terminal

11. TU ÉXITO ANTE LOS OJOS DE LA GENTE SERÁ MEDIDO POR CUÁNTA GENTE PUEDES JUNTAR EN UN AUDITORIO

Desearía que esto no fuese cierto, pero lo es. Si tu ministerio crece, la gente te alabará. Si se reduce, te culparán. Te guste o no, es así como la gente piensa. 

12. NUNCA SERÁS LO SUFICIENTEMENTE BUENO

Sin importar lo que hagas, a algunos no les simpatizarás. Nunca serás lo suficientemente bueno como para agradar a cada uno. También frecuentemente te sentirás inadecuado y sin preparación ante tus propios ojos. 

Tienes que dejar que esto te impulse hacia una más grande dependencia de Jesús. Tú no eres el salvador que cada uno necesita. Jesús lo es. 

13. TU FAMILIA SERÁ PROFUNDAMENTE AFECTADA PARA BIEN O PARA MAL

Te guste o no, tu ministerio impactará profundamente tu familia. Algunas familias se acercan más al Señor unidas en el ministerio; otras más bien se alejan. 

El ministerio mejorará o amargará tu familia. Debes luchar contra la amargura. 

14. SIN UNA DIPLOMA DE UN SEMINARIO, SERÁS CONSIDERADO MENOS CALIFICADO

Desearía haber podido ir al Seminario antes en mi ministerio—no sólo por un asunto de percepción, sino también debido a que la educación ha sido para mí invalorable. Tú podrás discutir acerca de si necesitas esta preparación o no, pero serás juzgado si no te preparaste en un lugar así. Definitivamente, el no haberse preparado bien te frenará. 

15. EL DINERO SERÁ UN PROBLEMA

Tendrás luchas financieras—especialmente al principio. La mayoría de los pastores no son adecuadamente compensados. Tienes que estar listo para que esto ocurra. ¿Estarás bien aunque no puedas comprarte ropa nueva, una buena casa, o darle a tu esposa e hijos las cosas que desearías? 

Tal vez pueda interesarte…

10 Regalos que sólo la esposa del pastor puede dar

5 Razones Por Las Que No Deberías Predicar Los Sermones De Otros Pastores

16. PROBABLEMENTE TE MUDARÁS MUCHAS VECES

La permanencia promedio de un pastor en una iglesia varía dependiendo de su rol. Sin embargo, la mayoría de pastores que conozco, incluido yo mismo, han vivido en múltiples ciudades trabajando para múltiples iglesias a lo largo de su vida. El pastor que trabaja en una sola iglesia en su vida entera es raro y admirable

17. CUANDO TIENES QUE DEJAR UNA IGLESIA, DEJARÁS TAMBIÉN MUCHOS AMIGOS

Sea que decidas dejar tu iglesia o que alguien más tome la decisión por ti, perderás más que un “trabajo”; perderás una familia espiritual. Siempre hay un doloroso sentido de pérdida cuando dejas un ministerio. Tu esposa e hijos también lo sentirán. 

18. LA BATALLA ESPIRITUAL ES REAL, Y EL ENEMIGO TE ATACARÁ A TÍ Y A TU FAMILIA EN MANERAS QUE NUNCA TE IMAGINASTE. 

Cada pastor te podrá contar historias de cosas terribles que les han ocurrido en sus peores momentos. Si Satanás no puede descarrilarte, él irás tras tu familia. Mi familia siempre es atacada antes que Dios haga algo grande. Ora siempre, y pide a otros que oren también por tu familia. 

19. TE SENTIRÁS DESANIMADO, Y FRECUENTEMENTE PENSARÁS EN RETIRARTE

La mayoría de pastores llaman a esos días lunes. Aún si las cosas salen bien el domingo, el enemigo usará aquel comentario negativo para tirarte abajo si puede. 

Tal vez pueda interesarte…

¿Es Tu Liderazgo Como El de Moisés o Como El de Jesús?

¿Cómo tomar decisiones correctas Según La Biblia?

20. ¡TODO ESTO VALDRÁ LA PENA! 

No hay nada mayor que la recompensa de una vida sometida fielmente a Cristo. Sufrirás. No será fácil, pero valdrá la pena. Aceptar el llamado de Dios al ministerio es una de las mejores decisiones que he tomado

Tendrás una silla en primera fila para ver vidas cambiadas, matrimonios sanados, e hijos pródigos regresar. El impacto que produzcas trascenderá tu vida. Generaciones de familias cambiarán debido a que fuiste fiel y no te rendiste. 

Si este artículo suena demasiado negativo, también existen muchas razones por las cuales estoy agradecido de ser un pastor.

Si este artículo te enoja, debería de hacerlo. Desafortunadamente, ésta es la realidad que la mayoría de pastores afrontan cada día. 

¿Estás deacuerdo con la que te compartí? ¿Qué habrías deseado que alguien te diga antes de ser un pastor? 

Brandon Hilgemann