Que-haces-cuando-la-tentacion-toca-la-puerta-biblia-versiculos
¿Qué Haces Cuando La Tentación Toca Tu Puerta?

¿Qué Haces Cuando La Tentación Toca Tu Puerta? ¿Cómo Vencer La Tentación?

«Huye de estas cosas» 1 Timoteo 6:11 (RV1960)

La Biblia es clara en este asunto y nos enseña que debemos ser rápidos para salir de cualquier situación de tentación. Nunca debes pelear con la tentación, porque siempre perderás. En estas situaciones las emociones nos envuelven y no siempre ellas seguirán la razón.

Sin importar cuál sea la tentación a la que nos enfrentemos, debes alejarte y salir huyendo. Hay que ser claro que, la tentación no es solo en el área sexual, esta puede ser una tentación en los negocios o, en los deportes, etc. No debes reaccionar ante la tentación y si responder ante ella de esta forma: Huye.

Pero aún mejor que huir de la tentación es prevenir la tentación en primer lugar. Otra forma de decirlo es la siguiente: Si no quieres que te piquen, aléjate de las abejas.

Ahora, huir siempre es la mejor respuesta extrema para salir de la tentación. Aunque lo correcto seria tener un plan de contingencia o prevención en primer lugar.

Recuerdo cuando era pastor de jóvenes, le decía a los chicos: No decidan si serán puros para Dios en el sofá de la sala de su casa. Deben tener siempre un plan de contingencia y no arriesgarte colocándote delante de la tentación.

Si terminas en el sofá de tu sala, te vas a mover por tus hormonas y no por propósitos. Cuando las emociones y las hormonas se juntan puedes estar en peligro.

Estos principios simples deben ser usados durante toda tu vida.

Si cuando llegas del trabajo cansado y sabes que te irritas con tus hijos, ten un plan de contingencia. Separa 1 hora para tus hijos, ten un tiempo de calidad con ellos aunque aveces sea difícil, pero eso te dará descanso y tranquilidad.

En tus negocios no esperes estar delante de un contrato con falta de integridad para decidir que harás. Decide antes, que harás.

Me recuerdo la historia de un amigo que fue sobornado por colocar su firma en un contrato fraudulento. Él me contó, que cuando abrieron la maleta llena de dólares, su cuerpo comenzó a temblar. Pero él ya había decido antes lo que haría.

Yo le pregunté: ¿Qué hiciste?

Él me respondió: Lo que dice la Biblia: Huir. Abrí la puerta y salí corriendo, y no pare antes de estar fuera del alcance de la tentación.

Así que, dedica tiempo para elaborar planes de contingencia para enfrentar la tentación. Y cuando estos planes no funcionen, resiste la tentación y huye de ella en el acto. Esta es la manera más simple y sencilla para evitar el ser tentado.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí