La-gran-comision-mandato-de-Dios-biblia-versiculos
La Gran Comisión De La Iglesia No es Una Sugerencia, Es un Mandato

La Gran Comisión De La Iglesia No es Una Sugerencia, Es un Mandato

«Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén» Mateo 28:18-20 (Reina Valera 1960).

Una verdad: El mundo necesita a Jesús.

El Señor fue muy claro en sus mensajes y le dijo repetidas veces. En el libro de Mateo, le entrego a sus discípulos la gran comisión: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

¿Cuál es su misión? «ID»

Esto no es una sugerencia. No es opcional. Si eres un hijo de Dios de verdad, tu Dios espera que vayas.

¿Cuál es el trabajo? Ir y hacer discípulos

Un discípulo es alguien que hace las cinco cosas para las que fuimos puestos en la Tierra: conocer y amar a Dios, crecer hasta la madurez espiritual, servir a Dios a través del ministerio, compartir la Buena Nueva y adorar a Dios con todo el corazón.

¿Cuál es tu autoridad?

No es un gobierno o un movimiento político. Es Jesús.

¿Cuál es tu responsabilidad? ¿Debes ir a hacer discípulos a algunas naciones?

No. A todas las naciones. ¿Incluye eso a las naciones que son abiertamente hostiles a los creyentes? Sí. ¿Países donde hay agitación política? Sí. No hay ninguna nación que esté fuera de los límites.

¿Qué significa esto para ti?

Si el mundo entero necesita a Jesús, entonces debes compartir las Buenas Nuevas del evangelio. Si conocieras la cura para una enfermedad como el Alzheimer, el SIDA o el cáncer, sería imperdonable que no la compartieras.

Pero tú tienes algo aún mejor que la cura para la enfermedad. Usted conoce la cura para el corazón humano y las necesidades más profundas de la humanidad. Ellos necesitan un Salvador. Necesitan el perdón. Necesitan que se les perdoné su pasado, un propósito para vivir y un hogar en el cielo. No puedes retenerlo. ¡Tienes que compartirlo!

Juan 3:17 dice: «Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvar al mundo por medio de él».

Quiero ser como Jesús. Quiero que tú seas como Jesús. Deja de preocuparte por el partido político, si es derecha o izquierda, o por cómo puedes salir adelante en la vida. Solo ocúpate de compartir el evangelio de Jesucristo.

1 COMENTARIO

  1. Amén!! La gran comisión que Cristo nos delegó es un mandato que debemos realizar con alegría y gozo de poder llevar las buenas nuevas de salvación, a todo lugar donde el Señor quiera enviarnos.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí