¿Eres Parte De La Familia de Dios?
La Familia de Dios En La Biblia, ¡Tú Eres Parte!

La Familia de Dios En La Biblia, ¡Tú Eres Parte!

“Así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros” Romanos 12:5

La iglesia no solo te ayuda a centrar tu vida en Dios, sino que también te ayuda a conectarte con otros creyentes.

Dios no te puso aquí para vivir una vida aislada. Mientras estás en la Tierra, Dios quiere que aprendas a amar a otras personas y quiere que practiques amar a los demás en su familia. La Biblia dice: “Algo parecido pasa con nosotros como iglesia: aunque somos muchos, todos juntos formamos el cuerpo de Cristo” (Romanos 12:5 TLA).

Cuando te conviertes en un hijo de Dios, estás conectado con otros creyentes como su hermano o hermana. La Biblia dice que eres parte de un cuerpo. ¿Qué es este cuerpo?

Romanos 12:5 dice: Algo parecido pasa con nosotros como iglesia: aunque somos muchos, todos juntos formamos el cuerpo de Cristo” (TLS).

No hay valor en tu vida cristiana si no estás conectado con la familia de Dios que es la iglesia. Imagina que te cortas la mano, tu mano no va a crecer, y ciertamente morirá fuera de tu brazo. Para que mi mano tenga una calidad de vida, debe estar conectada a mi cuerpo nuevamente. Así mismo, debes estar conectada a otros hermanos que pertenecen al cuerpo de Cristo. Esto es lo que debes hacer si quieres crecer espiritualmente y cumplir con el propósito divino del Padre.

Algunos años atrás, un estudio clínico revelo que si te separas de la gente y no tienes amigos cerca, tienes 3 veces más de morir antes del tiempo. 4 veces más de sufrir un desgaste emocional. 5 veces más de estar angustiado y deprimido. Y por increíble que parezca, 10 veces más probabilidad de ser internado por problemas mentales.

Entiendo también que, en estos 2 últimos años nos hemos visto obligados a separarnos por causa de la pandemia. Pero, confieso también que las personas se han ingeniado para no perder estas conexiones.

No importa el momento que estés viviendo, sea malo o bueno, busca maneras de estar y juntarte con otros hermanos. Hazte miembro de la familia de Dios. Únete a un grupo o ministerio, intenta siempre estar conectado. Mira lo que dice la Biblia en Efesios 2:19“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios” (RV1960).

¿Has pensado porque Dios desea que practiques el amor a los hermanos aquí en este mundo? ¿Cuál es sentido y propósito?

¿Cómo te sientes cuando entiendes que eres parte de la familia de Dios?

¿Has crecido y alcanzado madurez espiritual desde que eres parte de la familia de Dios?

No olvides esto: Dios te quiere en su familia y ha hecho todo lo posible para que seas parte.

Tal vez estás leyendo este escrito y me digas: Pastor, yo no soy parte de la familia de Dios. Pero, tengo en mi corazón algo que me llama y me está impulsando para serlo. ¡Qué bueno es ser verdadero contigo mismo y con Dios!

Dios te creo para amarte, y demostró ese amor en la cruz del Calvario. Fue atreves de su muerte y resurrección que Dios hizo posible este acercamiento que necesitas hoy. Él quiere pasar la eternidad contigo. Al Señor no le importa lo que hayas hecho o quien seas, él desea que entres en su familia. Si deseas ser parte, ora conmigo por favor:

Dios, reconozco mi necesidad de ti y sé que un día estaré frente a frente contigo. Perdona mi pecado, quiero ser parte y vivir en tu familia, desea realizar tus planes y no los míos. Hoy decido dejar el pecado y regresar a ti.

Señor Jesús, reconozco que nunca seré perfecto y necesito de ti, ayúdame con tu gracia y hazme una nueva criatura.

Muchas gracias Jesús por amarme y cargar con mi propia culpa. Ahora sé, que con tu perdón soy acepto en la familia del cielo, lo creo en tu nombre poderoso, en el nombre de Jesús. Amén.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí