[CE-Peru]Jesús es la señal.

Por tu amor, oh Dios, ten compasión de mí; por tu gran ternura, borra mis culpas. Lávame de mi maldad. Límpiame de mi pecado (Salmo 51,1 - 2).
  
  Cuando Jonás anunció el juicio de Dios (Jonás 3,1 - 10) el pueblo no cuestionó la corrección de la sentencia ni trató de justificar sus acciones. En lugar de eso los asirios aceptaron el mensaje y se arrepintieron, confiando en la misericordia divina. Los ninivitas sabían perfectamente que vivían en el pecado y que su arrepentimiento no obligaba a Dios a modificar su decisión. El Señor aceptó su contrición y no los castigó. Dios es puro amor y por eso siempre nos trata con misericordia cuando nos arrepentimos. Si no queremos hacerlo, Él nos juzga; pero si nos arrepentimos, Él nos rescata (Jeremías 18,7-10).
  
  Oh Dios, pon en mí un corazón limpio, dame un espíritu nuevo y fiel. No me apartes de tu presencia ni me quites tu santo espíritu (Salmo 51,10 - 11).
  
  La misericordia que Dios tuvo con una nación pagana fue difícil de aceptar para el pueblo escogido de Israel. Pero Dios reveló por intermedio de Jonás que su compasión se extiende a toda la humanidad. Del mismo modo, la única señal que Dios nos ha dado y nos dará es la resurrección de Cristo y la presencia activa del Espíritu Santo en nuestro corazón. Jesucristo, el Señor, es la señal de Jonás (Lucas 11,29) porque gracias a Él la misericordia de Dios se extiende a todo el género humano.
  
  Pues Tú no quieres ofrendas ni holocaustos; yo te los daría, pero no es lo que te agrada. Las ofrendas a Dios son un espíritu dolido; tú no desprecias, oh Dios, un corazón hecho pedazos (Salmo 51,16 - 17).
  
  Los cristianos de hoy podemos estar seguros de que Dios nos perdonará si nos arrepentimos. No busquemos otra señal que Jesús que se ha dado como muestra de su amor y su poder muriendo y resucitando por nosotros, y que ha enviado el poder del Espíritu Santo para que tengamos vida y la tengamos en abundancia. Cuando percibimos que Dios desea juzgar el pecado en nosotros, no debemos tratar de justificarnos. Es preciso saber que Jesús, mediante su muerte y resurrección, nos merece el perdón de los pecados.
  
  ¡¡¡ Señor, reconozco que tus juicios son justos; por eso quiero apartarme del pecado, y alegrarme por la misericordia y el amor con que nos tratas!!!                                                                                                                                           
  -----------------------------------------------------------------------------
  Que el Padre Dios te bendiga y te proteja, te mire con agrado y te muestre su bondad. Que el Padre Dios te mire con amor y te conceda la paz.

                                          Protejamos nuestra Biodiversidad y el Medio Ambiente
  Juan Alberto Llaguno Betancourt
  Lima - Perú - SurAmérica

           
---------------------------------

LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

[Se eliminaron del mensaje las partes que no eran texto]


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte