6 Falsos conceptos espirituales que evitan arreglar los errores

falsos-conceptos“…VOLVED AL SEÑOR, Y DECIDLE: QUITA TODA INIQUIDAD, Y ACEPTA EL BIEN…” (Oseas 14:2b)

6 Falsos conceptos espirituales que evitan arreglar los errores

¿Qué es lo que impide que las personas bien intencionadas arreglen lo que hicieron mal? ¡Los falsos conceptos espirituales! Mira a ver si reconoces alguno:

(1) Las experiencias dolorosas no son más que el producto del destino; no tienen nada que ver con mis elecciones.

(2) Dios perdona tanto que no va a permitir consecuencias cada vez mayores ni que yo sea herido con el propósito de que deje de pecar.

(3) El placer que obtengo del así llamado pecado pesa más que los beneficios de dejarlo. De todas formas, mis pecados no hacen daño a nadie realmente.

(4) No lo puedo evitar. Este problema se remonta a mi infancia, así que ¿por qué no va Dios a extenderme gracia en lugar de imponerme disciplina?

(5) El mero hecho de que peque no significa que no puedo hacer algo por Dios. Eh, Dios usa palos torcidos; todos no podemos ser Billy Graham, ¿sabesí

(6) No es pecado, sólo es una parte de mi personalidad con la que estoy luchando.

Si te reconoces a ti mismo en alguno de esos falsos conceptos, ¿te das cuenta de lo que te estás diciendo de verdad?: Mi pecado no tiene consecuencias. Dios no va a ir detrás de eso. Me gusta mi pecado demasiado para abandonarlo. Me he convencido a mí mismo de que no lo puedo dejar. Mi pecado no va a disminuir mi efectividad. Mi problema ni siquiera es un pecado.

Si tú eres así, acepta la verdad, rechaza las mentiras que te han tenido atrapado en dolores innecesarios, y arrepiéntete. En cuanto lo hagas, recibirás el perdón de Dios y su ayuda para vivir de manera diferente. Además, mirarás hacia atrás a tu determinación anterior de quedarte en el fango, y te preguntarás cómo pudiste resistirte a la bondad de tu Padre durante tanto tiempo, y a un costo tan elevado.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

266 Compartir
Comparte259
WhatsApp
Tweet
+17
Pin
Comparte