Devocional – Las grandes divisiones de la Historia de la humanidad

Cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo.Gálatas 4:4.

Diosí en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo.Hebreos 1:1-2.

Los historiadores dividen el lejano pasado de acuerdo con las herramientas empleadas; así distinguen la edad de piedra, de bronce y de hierro. En cambio, la Palabra de Dios divide el tiempo en función de las relaciones entre el Creador y la criatura.

El diluvio, en el tiempo de Noé, señala el fin de un primer período. El llamamiento de Abraham y la elección del pueblo de Israel por Dios dominan el segundo, caracterizado ante todo por la revelación de la voluntad divina en la ley de Moisés y la relación establecida entre Dios e Israel, su pueblo terrenal.

La desobediencia de este último obliga al Todopoderoso a separarse de su pueblo por un tiempo, introduciendo así la tercera gran división de la historia: el gobierno colocado en manos de las naciones y la sucesión de los grandes imperios en la cuenca mediterránea: caldeo, medo-persa, griego y romano.

La venida de Jesús, su muerte y su resurrección abren un cuarto período: el tiempo de la Iglesia, en el cual nos encontramos actualmente y que terminará con el arrebatamiento de esta última. A este tiempo sucederá el período de los juicios apocalípticos que precederán la era de bendición universal, la cual también se puede llamar era mesiánica. Entonces Jesucristo mismo tomará la dirección del reino universal para asegurar a esta tierra mil años de paz y de prosperidad, a las que todos aspiran, pero que sólo se podrán obtener bajo su autoridad.

www.devocionalescristianos.org