reflexiones-cruz-vidaDevocional – Semana Santa – Deudas Pagadas

“anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz” (Colosenses 2:14).

Cierta noche, durante el cerco de Plevna, el Zar hacía un recorrido en el campamento y encontró un hombre que se había dormido mientras escribía una carta para su mujer. El oficial contaba sobre la dureza del trabajo atrás de las trincheras y decía que aquello no era nada comparado a sus muchas deudas. “¿Quién pagará mis deudasí” escribió él.

Fue en ese momento, llorando, que él se durmio. El Zar, espió sobre los hombros del soldado y leyó lo que estaba escrito en el papel. Entonces, él escribió debajo la pregunta: “Yo pagaré — Alexander”. Cuando el oficial despertó, no conseguía creer en lo que veía delante de sus ojos. Su corazón saltaba de alegría.

Y nuestro corazón, ¿ha saltado de alegría por saber que nuestras mayores deudas ya fueron pagadasí ¿Hemos mostrado una sonrisa constante por poder descansar en la certeza de que las deudas que nos podrían llevar a la perdición ya fueron finiquitadasí

La mayor de todas nuestras deudas era con Dios. La rebeldía del hombre, la desobediencia a la voluntad del Padre celestial, los intereses personales y el desaire con relación a todo cuanto hemos recibido, para nuestra alegría y dicha, nos hicieron grandes deudores delante del Señor. ¿Como podríamos pagar tan gran deuda? ¿Habría salvación para nosotrosí

Sí, hubo una grande salvación. Alguien escribió, con sangre, en nuestra ficha celestial: “Yo pagaré la deuda”. Alguien que nos amó sin que lo mereciésemos. Alguien que, con mucho amor, resolvió abrazarnos y proteger. Alguien que rogó al Padre que nos perdonase. Alguien que pidió permiso para darnos un lugar para estar con Él por toda la eternidad. No fue el pago de una simple deuda de dinero, pero si el pago de nuestra deuda espiritual, por nuestros pecados, por nuestra miseria, por nuestro egoísmo, por nuestras mentiras, por nuestro odio, por nuestra constante ingratitud. Jesus pagó el precio. No tenemos más deudas.

Estamos libres. Libres para vivir, para cantar, para bailar, para correr y apreciar, sin preocupaciones, la belleza de la naturaleza.

Pagó el precio con Su vida. Murió por nosotros. Pero no está más muerto — ¡Él resucitó!! ¡Aleluya!!

Pagó el precio. ¡Qué maravilla! Que grande bendición.
¡Estamos salvos!

7 COMENTARIOS

  1. gracias Señor por tu gran amor que vertiste en la cruz derramando tu preciosa sangre para darme vida, salud, salvación y perdón….gracias infinitamente por eso y muchas cosas más Señor…eres adorable.

  2. GRACIAS SEÑOR POR HABER MANDADO A TU HIJO A DERAMAR HASTA LA ULTIMA GOTA DE SANGRE EN LA CRUJZ DEL CALVARIO!!!
    Gracias a esa SANGRE PRECIOSA que nos salva, nos limpia, nos sana nos protege, nos da vida eterna!!! Y sabemos que por tu llaga nosotros fuimos sanados!!! A pesar de lo que seamos, de nuestras infidelidades, TU SEÑOR ERES FIEL, y nos amas a pesar de todo, y a pesar de los pesares!!!! GRACIAS POR ESTAR EN MI VIDA, GRACIAS POR SER REAL EN ELLA, GRACIAS POR TU SANTO ESPIRITU QUE NOS ENVIASTE AL SUBIR AL PADRE, PORQUE EL nos guía, nos aconseja, nos enseña, nos redarguye, nos consuela en nuestras tristezas, hace nuestras oraciones agradables A TI MI SEÑOR!!! GRACIAS SANTO ESPIRITU por acompañarme siempre y estar ahi a pesar que te puedo contristar!! PERDONAME SEÑOR POR HACERLO!!! LIMPIA MI CORAZON DE TODO MAL, ESCUDRIÑA HASTA EL FONDO DE EL Y QUITA TODO LO QUE NO TE AGRADA!!! GRACIAS POR TU PERDON, PRECIOSO SEÑOR!!!!!! BENDITO Y ALABADO SEAS POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE, GRACIAS EN CRISTO JESUS!!!! AMEN Y AMEN.

  3. Padre celestial te doy muchas gracias por darnos la salvación ,derramando tú sangre en la cruz,sabemos que murió una sola vez por lo tanto Señor tú naces todos los dias en los corazones de los hermanos que te reciben en fe; gracias padre amado por purificar nuestro espíritu y por darnos cada dia el manantial de agua viva, nueva mente muchas gracias amado DIOS por ser tan maravilloso con cada uno de mis hermanos,DIOS los bendiga hoy y siempre.

  4. “AMADO SEÑOR” te doy gracias por ese sacrificio que hiciste en la cruz del calvario por mi vida se que ahora salvo soy, apesar de los pesares se que me amas y que puedo entregarte mi corazon para que asi dia a dia lo pueda renovar, por tu amor incondicional y toda tu bondad gracias “SEÑOR”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí