Devocional – Detestables y Sin Embargo Amados

Nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes,extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos,viviendo en malicia y envidia, aborrecibles,y aborreciéndonos unos a otros. Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador,y su amor para con los hombres, nos salvó. Tito 3:3-5.

Los psicólogos son unánimes para afirmar que una de las necesidades esenciales del ser humano es ser amado. No se puede alcanzar su plenitud sin amor, aun al estar en buena posición material. Demasiadas personas sufren de soledad y tienen el sentimiento de no valer para nadie. Hace algunos decenios se crearon asociaciones de personas benévolas que escuchan por teléfono a aquellos que necesitan confiar en alguien. ¡Cuántos testimonios emocionantes y corazones heridos o desesperados!

Sin embargo Dios ama a cada ser humano, quienquiera que sea. Esto es tanto más extraño cuanto que la Biblia afirma que somos aborrecibles para Dios, quien es demasiado limpio “de ojos para ver el mal” (Habacuc 1:13). ¡Y hay tantas cosas malas, más o menos ocultas, en cada ser humano!

¡Detestable y sin embargo amado! En efecto, más allá de todo razonamiento humano, Dios halló en sí mismo los motivos para amarnos. Amar a seres odiosos, ¡qué maravillosa es la gracia de Dios!

Si usted ha experimentado la fragilidad de todos los sentimientos humanos, si no tiene a nadie en quien hallar calor y afecto, entonces vuélvase a Dios. Él le ama tal como es; y dio la prueba de ello al dar a su Hijo Jesucristo y al dejarle entregar su vida en una cruz por usted.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí