Home / Preguntas y Respuestas Cristianas / ¿Qué Debemos Saber Sobre Las Respuestas de Dios?

¿Qué Debemos Saber Sobre Las Respuestas de Dios?

LO QUE DEBEMOS CONOCER ACERCA DE LAS RESPUESTAS DE DIOS SEGÚN LA BIBLIA

INTRODUCCIÓN:

Hay cosas que debemos conocer acerca de las respuestas de Dios. Sabemos que Dios es un Dios de milagros, que escucha las oraciones del justo y, de acuerdo a su voluntad puede hacer un milagro instantáneamente, pero, no siempre es así, en
ocasiones hemos orado por peticiones y como no hemos recibido respuesta nos desanimamos y pensamos que ya Dios no responderá o, incluso llegamos a cuestionarnos pensando que debe haber algo mal en nosotros, llegando al punto de hasta de cuestionar el amor de Dios.

DESARROLLO:

En esta oportunidad quisiera enfocarme en tan solo tres (3) de los aspectos o cosas que debemos conocer acerca de las respuestas de Dios:

1.- INSTRUCCIÓN:

En ocasiones Dios responde al dolor o la necesidad con una “INSTRUCCIÓN”, no con una respuesta inmediata. Veamos tres (3) ejemplos bíblicos:

A.- Viuda de Sarepta de Sidón:

1 Re. 17:13-16

“Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra. Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días”.

La viuda tenía una gran necesidad sólo le quedaba un puñado de harina y un poco de aceite para comer y echarse a morir, aquí vemos claramente que Dios envió al profeta Elías, sin embargo, a pesar de esto Dios no le dio a la viuda la bendición instantáneamente, sino que le dio primero una INSTRUCCIÓN a través del profeta, le dijo que le diera de comer primero a Elías, la viuda seguidamente accedió y obedeció la instrucción y tuvo como consecuencia bendición en su casa, había sequía pero ella (la viuda) por esa obediencia tuvo provisión continúa todos los días.

Es muy importante considerar que aún cuando tengan peticiones delante de Dios, en medio de cualquier situación dura que estén atravesando, permanezcan atentos a las INSTRUCCIONES del Espíritu Santo, porque en la obediencia está la
respuesta.

Actualmente tengo cuarenta y seis años (46) y por alrededor de veinticinco (25) años padecí de una alergia que se convirtió en crónica, me convertí hace dieciocho (18) años y aún estando en los caminos del Señor, Dios no me sano inmediatamente, tenía que tomar medicamentos fuertes, en una ocasión un médico internista me dijo que si yo dejaba de tomar esos medicamentos abruptamente me produciría la muerte o, una insuficiencia renal, Con todo eso seguí sirviendo a Dios y hace dos (2) años, estando en Venezuela, específicamente en una farmacia en Lecherías, Estado Anzoátegui, una mujer la cual tenía a su hijo hospitalizado llegó a la mencionada farmacia, solicitando precisamente el medicamento que yo tomaba, el cual me enviaban desde el exterior porque era muy difícil conseguirlo en Venezuela, cuando la mujer pidió el medicamento le dijeron en la farmacia que no había y, al yo escucharla le ofrecí lo último que me quedaba de mi medicamento, que realmente era poco, pero la mujer lo recibió con agradecimiento, resulta que pasó un día, una semana, un mes y van dos años y no he tomado más ningún tratamiento, Dios me sano y no tuve ningún efecto secundario, para mí eso era una “pequeña obediencia”, un acto sin mucha importancia para mi, que no calificaba para un milagro de Dios ante mis ojos, mi sorpresa fue que en “esa pequeña obediencia” estaba mi respuesta.

Nunca se rindan, siempre estén atentos a escuchar el susurro del Espíritu Santo y, obedezcan aunque parezcan cosas o detalles pequeños, porque Dios tiene preparado un milagro para ti.

B.- Job

Job 42:10

“Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido Job”.

Job estaba pasando por una prueba muy grande, habían muerto sus hijos, perdido sus bienes y tenía su cuerpo totalmente llagado y, en medio de esa tribulación, Dios no lo sano antes sino que le dijo que orara por sus amigos y Job obedeció la
INSTRUCCIÓN y, como consecuencia de ello fue sanado, y no sólo recuperó la salud sino también sus bienes, llegó a tener el doble de lo que poseía antes de la prueba, también tuvo otros hijos. Si Job en ese instante se hubiese concentrado en su condición y no hubiera obedecido se habría perdido su milagro. No pongan la mirada en su condición sino en las cosas de arriba, las eternas, como Abraham que no considero su cuerpo que estaba viejo de casi cien años sino que se fortaleció en fe y obtuvo su bendición.

C.- Los 10 Leprosos.

Lucas 11:11-14

“Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados”.

En este pasaje encontramos otro ejemplo de lo que venimos compartiendo, hubo diez (10) leprosos que se presentaron ante Jesucristo pidiendo misericordia, pero Jesús no les hizo el milagro a los leprosos inmediatamente, sino que les dio una
INSTRUCCIÓN, les dijo a los leprosos que fueran y se mostrarán al sacerdote, ellos no resistieron la orden, sino que obedecieron y en el camino fueron sanados, como ya hemos visto en ejemplos anteriores en el camino de la obediencia hay milagros.

Los pensamientos de Dios son más altos que los nuestros.

2.- DECISIÓN (CAMBIO):

En temporadas de dolor hay momentos que estamos esperando milagros, pero, no es el milagro lo que necesitamos, necesitamos una DECISIÓN, porque en muchos casos el dolor está siendo causado por un desorden. Ejemplos de esto: tratar mal a la familia, impuntualidad, gastos innecesarios, entre otros.

Tenemos que tomar en cuenta que Dios no va a hacer lo que nos corresponde a nosotros. Esos ejemplos que mencionamos anteriormente requieren una DECISIÓN, UN CAMBIO. Mike Murdock “Muchos de los problemas no requieren oración sino una decisión”.

En otras palabras a veces no se requiere sólo oración o sacrificio, sino también un cambio, una decisión, que nos conduzca hacia la voluntad de Dios, ¿por qué?

Porque aunque permanezcamos orando Dios no responderá nada contrario a su Palabra, entendiendo que jamás debemos dejar ni descuidar la oración.

Ejemplos:

1.- Los que no son fieles en lo poco, muchas veces se quejan, y oran mucho para que Dios les de abundante fruto y no sucede nada, porque lo que tienen que hacer es arrepentirse y tomar la decisión de obedecer la Palabra donde dice que debemos ser fieles en poco, para que Dios nos confíe más, por supuesto no dejando nunca de orar.

2.- Los que son injustos y piden justicia. Hay personas que cuando tienen un problema con otra persona, se vengan, o divulgan la situación inmediatamente a otros, es decir, se toman la justicia en sus manos y luego, oran a Dios para que les haga justicia, evidentemente en estos casos ya ellos hicieron su propia justicia y Dios no responderá.

3.- Los que son perezosos y quieren abundante fruto, aquí tampoco es sólo oración sino también, decisión, cambio.
Examinemos nuestras vidas, a ver cuáles son aquellas cosas que debemos cambiar, cuáles decisiones debemos tomar para evitar el desorden en nuestras vidas.

Recordemos que aunque Dios es Todopoderoso y obra milagros, nunca hará lo que nos corresponde a nosotros, tomemos la decisión de cambiar, de ajustar todo aquello que se ha salido del orden de Dios y obtendremos bendición.

Mike Murdock “La diferencia entre temporadas es simplemente una instrucción, una decisión”.

C. CRECIMIENTO PERSONAL:

Para que fluyan las bendiciones necesitamos crecimiento personal, cuando crecemos, en consecuencia y directamente proporcional a ello seremos bendecidos.

Gálatas 4: 1-2

“Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo; sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre”.

En este pasaje encontramos que el heredero cuando es niño no se diferencia en nada del esclavo aunque también es propietario, esto es porque no tiene el crecimiento requerido para asumir responsabilidades. Dice el pasaje anterior que
el niño estará con tutores hasta el tiempo señalado por el padre, pero, ¿cuál es el tiempo señalado por el padre?

El tiempo de la madurez, del crecimiento, esto quiere decir que para Dios nos confíe cosas grandes, aunque seamos sus hijos, si permanecemos siendo niños espirituales no tendremos lo que nos corresponde en su totalidad. Esto se ve en lo natural, nosotros aunque amenos a nuestros hijos, cuando son niños no les podemos confiar carros, empresas, bienes, entre otros, así nos lo pidan, simplemente porque no están preparados. Si por años permanecemos como niños espirituales aún cuando oremos y Dios nos ame, no nos podrá bendecir con todo lo que nos quiere dar.

MINISTRACION:

Todos pasamos por situaciones difíciles y tendemos a esperar una respuesta instantánea de parte de Dios, a veces a sucedido así, pero, en otras Dios no ha respondido con la velocidad que queremos, obedezcamos a Dios aún en medio de
esas situaciones porque en la obediencia está la respuesta, los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos.

Tomemos la decisión de cambiar todo aquello que nos está trayendo consecuencias negativas, ya que si oramos pero no
ajustarnos nuestras acciones a su voluntad, se retardaran las respuestas. Tomemos como una prioridad nuestro crecimiento personal para que Dios nos pueda confiar todo aquello que preparó para nosotros. Dios te bendiga mucho más y viene lo mejor para tu vida.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Rafael Millan

Casado con una mujer formidable, tiene cuatro hijos, un nieto, es Predicador, Maestro y Conferencista. Ingeniero Electricista. En los últimos 18 años ha estado ministrando la Palabra del Señor impartiendo enseñanzas, predicaciones, conferencias, estudios, mentorados, entre otras actividades afines, a través del "Ministerio Internacional Visión al Mundo" en su iglesia de origen en Venezuela y, otros ministerios de la localidad, así como también la ministracion a través de los medio impresos y la web como los son, el Periódico Verdad y Vida y la pagina web Avanza por Mas, actualmente residenciado en Costa Rica con propósitos ministeriales.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Comparte32
WhatsApp
Tweet
+1
Pin7
41 Compartir