Como-debo-honrar-Dios-con-mi-cuerpo-biblia-versiculos-biblicos
¿Debo Honrar A Dios Con Mi Cuerpo? ¿Qué dice la Biblia?

¿Qué Dice La Biblia Sobre Honrar a Dios Con El Cuerpo?

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios (1 Corintios 6: 19-20).

¿Ha escuchado alguna vez la palabra “santificación”? Es una palabra que significa dedicar algo para el propósito de Dios. Puedes santificar cualquier cosa. Puedes decir: “Dios, santifico este carro; Te lo dedico para tus propósitos. Dios, santifico este hogar; Te lo dedico para tus propósitos”.

Dios también quiere que le dediques tu cuerpo. La Biblia dice: ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios (1 Corintios 6:19-20).

¿Cómo Honrar a Dios Con Tu Cuerpo Según La Biblia?

La respuesta es rápida y directa: Tú cuidas del cuerpo

«Santifica tu cuerpo» básicamente significa «ponte en forma». Si quieres que Dios te use, debes ponerte en forma. Porque mientras mejor se encuentre, más energía tendrá y más Dios podrá usarlo.

El Salmo 119:73 dice: “Tú me hiciste con tus propias manos; ¡hazme obedecer tus mandamientos” (TLA).

Dios estableció los principios de la buena salud. Él no solo quiere que tengas un corazón puro. Quiere que tu cuerpo esté en forma para poder utilizarte de forma más eficaz.

Algunos de lo que leen este texto no duermen lo suficiente y necesitan descansar lo suficiente. ¡A veces, lo más espiritual que puedes hacer es dormir una siesta!

Muchos de nosotros (yo incluido) necesitamos bajar un poco de peso y cuidad nuestra alimentación. Mira lo que dice la primera carta a los Corintios 6:13: Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. No obstante el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo. Esto es duro decirlo, pero la Biblia está comparando el comer en exceso con la inmoralidad sexual.

Es posible y quiero creerlo, que nunca quieras engañar a tu esposa o esposo. Aunque Dios está diciendo aquí, que el comer de más y la inmoralidad sexual son pecados contra el cuerpo. Parece que no, más ¡Dios está preocupado con que controles lo que comes!

Algunos de nosotros no tenemos una actitud correcta para con nuestros cuerpos. ¿Cómo? Cuando rechazas tu cuerpo (Dios quiere que cambies tus hábitos) y no aceptas tu cuerpo estás pecando, cuando descuidas tu cuerpo estás pecando.

Por favor, no me malinterpretes, Dios no quiere hacer de ti un narcisista al extremo del tipo de algunos fisicoculturistas, sino que él quiere que, respetes tu cuerpo y lo cuides. ¿Por qué Dios quiere esto? Es porque él creó tu cuerpo, Jesús pago el precio y el Espíritu Santo vive en ti.

Entonces, ¿cuál es tu motivación para ponerte en forma? La Biblia dice: Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre (1 Corintios 9:25 NVI). Tu motivación es agradar a Dios.

Piensa en esto: Los deportistas entrenan diariamente por muchos años solo para ganar un premio. Pero nosotros tendremos una recompensa eterna, cuando aproveches al máximo lo que Dios te dio. Cuida tu cuerpo para que el Señor pueda usarte para sus planes y propósito divino aquí y ahora.

Hazte las siguientes preguntas para entender mejor la situación, ¿cómo te afecta no dormir bien? ¿Cómo es afectado tu trabajo diario? ¿Tus relaciones familiares? ¿Tus relaciones amicales? ¿Como esta tu actitud?

¿Qué debes cambiar para instalar en ti buenos hábitos alimenticios?

Cuando hablamos del cuerpo, algunas personas lo descuidan y algunas personas adoran sus cuerpos. ¿Cómo encontrar el equilibrio perfecto de una manera que sea agradable a Dios?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí