jesus_ha_resucitado

La Cena del recuerdo – el Devocional Diario

Haced esto en memoria de mí.Así, pues,todas las veces que comiereis este pan,y bebiereis esta copa,la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. 1 Corintios 11:24 y 26.

En 1 Corintios 11 el apóstol Pablo habla de la Cena del recuerdo que el Señor Jesús estableció en presencia de sus discípulos en la víspera de su muerte. El mandamiento del Señor: “Haced esto en memoria de mí”, se dirige a todos los que creen en él.

Al participar de la Cena del Señor debemos pensar en él. Esta comida no sólo es un recuerdo de su muerte en la cruz, sino también la rememoración de su misma persona que debió soportar terribles dolores a causa de nuestros pecados y morir de una muerte ignominiosa.

Cuando participamos de la Cena, también podemos recordar todas las benditas consecuencias de esta obra de salvación. Pensamos, por ejemplo, en la expresión: “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre” (Lucas 22:20). No sólo nosotros hemos sido salvos en virtud de la sangre del Cordero de Dios. En el porvenir, al remanente creyente del pueblo de Israel se le otorgará la gracia sobre esta misma base. Sí, toda la bendición del milenio está fundada sobre la obra del Gólgota.

Al comer el pan y beber la copa anunciamos en esta tierra que la muerte del Señor es el único fundamento para la salvación de seres pecadores. Lo hacemos ante Dios, ante los ángeles y ante los hombres.

Seguiremos tomando esta Cena del recuerdo hasta que el Señor vuelva. Cuando esto acontezca, ya no necesitaremos esos emblemas, porque le veremos cara a cara.