Como-entregar-lo-que-Dios-te-pide-biblia-versiculos-biblicos
¿Por Qué No Debes Retener Lo que Dios Te Pide Para Dar Según La Biblia?

¿Por Qué No Debes Retener Lo que Dios Te Pide Para Dar Según La Biblia?

Dios te hace la misma promesa que le hizo a Abraham: «De cierto te bendeciré» (Génesis 22:16-17).

Algo que Dios nunca hace es, pedirte lo que no tienes en tu mano, pero hay veces en que va a pedir lo que deseas guardar. ¿Cómo es esto pastor? ¿Acaso Dios no quiere que yo tengo o guarde algo para mí? No es eso, Dios desea siempre tu multiplicación, y Él puede mudar tu vida financiera en menos de 1 segundo.

Lo que realmente Dios desea es ver si tienes algo a lo cual valoras más que a él. Uno de los hombres más probados en la Biblia fue Abraham, él fue puesto a prueba de muchas maneras y en diferentes momentos, pero el paso por todas las pruebas y Dios lo bendigo como a ningún otro en la Biblia.

Cuando escuchamos la historia de Abraham, a veces pensamos que el patriarca siempre la tuvo fácil, como algunos dirían. Pero, imagínate que Dios te pidiese lo mismo que le pidió a Abraham. Un día te levantas de la cama y Dios te dice:

Toma ahora a tu hijo, tu único hijo, a quien amas, y ofrécelo en holocausto en unos de los montes que te diré (Génesis 22:2).

Yo creo que nadie en su sano juicio lo haría, es por esta razón que Abraham es llamado en la Biblia de «Amigo de Dios» (Santiago 2:23). Y no solo eso, sino también es conocido como «Padre de todos los creyentes» (Romanos 4:11).

Un principio que se repite en la Biblia es que la pruebas vienen para pasar, y para Abraham no fue diferente, así como ti también. Cuando la prueba terminó, Dios le dio esta bendición: Por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz (Génesis 22:16-18).

Hay mucha gente que se deja manipular por ciertos ministros del mal, estos ministerios piden y ellos les dan, pero esto no es el caso. Aquí estamos hablando de Dios, así que una pregunta a la cual debemos responder es: ¿Qué Dios me está pidiendo ahora? ¿Estoy a favor o encuentra de su pedido? ¿Estos reteniendo la lo que Él quiere?

Nunca olvides esto: Isaac fue la semilla más penosa e incomprensible y difícil que Abraham tuvo que sembrar, pero esa semilla de un fruto extraordinario de bendiciones, mayor de lo que Abraham podía imagina, pensar, o creer que podía ser posible. Así es la bendición de Dios, tremenda, abundante e inagotable.

¿Qué te está pidiendo Dios que hagas hoy? Él quiere que cuando le digas que sí, experimentes un nuevo nivel abundante de bendición en tu vida y en la de los demás. Propóntelo en tu corazón, hazlo y verás resultados increíbles.

Aquí te dejo algunos versículos bíblicos para profundizar en este tema: Oseas 1-5, Mateo 21:1-17, Salmos 144:9-15, Proverbios 14:5-8

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí