Si no puede ver el devocional por favor haga clic aquí
o bien copie el enlace de abajo en su navegador
https://www.devocionalescristianos.org/devocional/domingo08.htm

Dios nuestro Salvador?
quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.
Porque hay un solo Dios,
y un solo mediador entre Dios y los hombres,
Jesucristo hombre,
el cual se dio a sí mismo en rescate por todos. 

1 Timoteo 2:3-6.

La caída de un muro

       Un día de otoño de 1989, el «muro de Berlín» voló en pedazos. Para millones de alemanes era el camino de la libertad, por fin hallada nuevamente. Este acontecimiento histórico nos hace pensar en un suceso más importante todavía. Hace casi dos mil años otro muro simbólico fue derribado. Dios mismo lo había establecido para separar a su pueblo Israel de las demás naciones. Pero, desde el momento en que esa ?pared intermedia? (Efesios 2:14) fue echada abajo, no existe más separación entre creyentes judíos y no judíos. Los que estaban ?alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa? sin Dios en el mundo?, fueron ?hechos cercanos por la sangre de Cristo? (Efesios 2:12-13). Jesús vino y anunció las buenas nuevas de paz. Desde entonces la salvación se ofrece a todos los hombres, sin distinción de raza.

       Ahora, por la fe en la obra de Jesús, todos los creyentes pueden acercarse a él más libremente de lo que podían hacerlo los sacerdotes judíos en el templo de Jerusalén. El velo que prohibía el acceso al Lugar Santísimo, parte secreta de dicho templo en la cual Dios mismo moraba, ?se rasgó por la mitad? (Lucas 23:45), ?de arriba abajo? (Marcos 15:38). Hoy día, por la fe penetramos en el verdadero santuario y adoramos a Dios por lo que él es e hizo por nosotros (Hebreos 8:2; 9:24).

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: https://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 29.568 suscriptores.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí