congreso-internacional-lausana-biblia-evangelizacion
El Congreso Mundial de Lausana será en Corea del Sur en el 2024

Congreso Mundial de Lausana. Se reunieron 180 líderes en Nueva York 

El legado continúa y el Movimiento Lausana sigue su curso en distintos países del mundo. En esta oportunidad, más de 180 líderes se reunieron en Nueva York con el propósito de fijar estrategias para realizar el cuarto Congreso Mundial de Lausana en Corea del Sur en el año 2024 

Aunque falta mucho para septiembre del mencionado año, este congreso es uno de los más grandes a nivel mundial y los líderes ya se preparan para llevar el evangelio a ese país. 

El director internacional del Movimiento de Lausana, Michael Oh, fue el encargado de aperturar la reunión, en su intervención hizo alusión en la importancia de llevar el evangelio a las naciones, pero sobre todo invito a los líderes a imaginar el año 2050 y estar preparados para las estrategias que se podrían utilizar para llevar el mensaje de salvación.

El Movimiento Lausana está actualmente sirviendo como enlace entre las iglesias para la unión de liderazgo y de una inclusión perfecta, como jóvenes, mujeres, hombres, que estén dispuestos y preparados para mostrar al mundo lo que Dios está haciendo 

Sobre el Movimiento Lausana 

John Stott fue un coloso. Como dijo Jim Packer al conocer la noticia de su muerte en 2011: “No tenía par, y no debemos buscar un sucesor”. Con el paso de las décadas, la historia revelará aún más el alcance de su influencia en el pensamiento teológico, en la predicación, en las tensiones entre el evangelio y la cultura, en el desarrollo de una mente cristiana, en el compromiso evangélico con la justicia social y, supremamente, en la evangelización mundial.

Fue la asociación única entre Billy Graham y John Stott la que lanzaría el Movimiento de Lausana, un movimiento comprometido con “todo el evangelio para todo el mundo”

John Stott sintió que Lausana ocuparía una posición crítica. Cristo dio dones a su iglesia para ser compartidos. Lausana proporcionó la mesa alrededor de la cual se podían compartir estos dones. La verdadera humildad siempre será necesaria.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí