30.8 C
Miami
sábado, julio 20, 2024
Más
    InicioDevocional Diario¿Cómo Deber Ser La Vida En Comunidad Según La Biblia?

    ¿Cómo Deber Ser La Vida En Comunidad Según La Biblia?

    Publicado en

    spot_img

    LA VIDA EN COMUNIDAD Romanos (12:1-21)

    «Así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y estos miembros no tienen todos la misma función, así también nosotros, que somos muchos, formamos en Cristo un solo cuerpo, y cada miembro pertenece a todos los demás» (Romanos 12:4-5).

    El amor une a los miembros del único cuerpo de Cristo con Él y entre sí.

    Una comunidad justa (Romanos 12:1-21)

    Esta abre la quinta sección principal de la exploración de Pablo sobre la justicia. Romanos 1-3 demostraron que nadie es justo a los ojos de Dios. Romanos 4-5 demostraron que Dios concede la justicia a los pecadores que tienen fe en Jesucristo. Romanos 6-8 mostraron que la unión con Cristo libera a los creyentes de la Ley y, en el Espíritu Santo, suministra el poder necesario para permitirnos vivir rectamente ahora. Romanos 9-11 mostraron que la caída temporal de Israel se debió a que no buscó la justicia de Dios, y que Dios mismo fue justo en su trato con Israel. Ahora, en Romanos 12-15, Pablo va a describir el estilo de vida justo de la nueva comunidad cristiana. Esta descripción es especialmente importante para una iglesia formada por judíos y griegos, de culturas diferentes, con tradiciones diversas. ¿Cómo podrían los dos grupos evitar el conflicto y formar juntos una comunidad justa y moral que mostrara la justicia de Dios en el oscuro mundo de los hombres? La pregunta es tan vital hoy como en el siglo I. Jesús ordenó a sus discípulos que se amaran los unos a los otros y dijo: «En esto conocerán todos que sois mis discípulos» (Juan 13:34). Sólo cuando nuestras iglesias modernas vivan en comunidad, como se describe la comunidad en Romanos 12-15, sabrá el mundo que somos de Cristo. Y que Cristo es real.

    El nuevo motivo del cristiano para vivir rectamente es la adoración, no la Ley (Romanos 12:1-2). Por naturaleza, la comunidad de la Nueva Alianza es un organismo, el cuerpo de Cristo (Romanos 12:3-8), llamado a vivir unido en el amor (Romanos 12:9-21).

    «Os exhorto, hermanos, en vista de la misericordia de Dios» (Romanos 12:1).

    La Ley exigía. La gracia nos invita a considerar el amor de Dios y a responderle. Implícitamente, Romanos 12:1-2 establece un principio que sustituye a la Ley en la vida del cristiano. No miramos a la Ley y respondemos porque debemos hacerlo. Miramos todo lo que Dios ha hecho al mostrarnos misericordia, y le respondemos libremente por amor agradecido. Si alguna vez te resulta difícil hacer lo que sabes que es lo correcto, no digas: «Debo hacer esto o aquello». El «debería» no te ayudará. En lugar de eso, piensa en la misericordia de Dios hacia ti, y en el gran amor de Cristo. En vista de la misericordia de Dios, querrás hacer lo correcto.

    «Vuestro culto espiritual» (Romanos 12:1)

    El adorador del Antiguo Testamento llevaba animales al templo, para matarlos y ponerlos sobre el altar. Pablo invierte la imagen. Llévate a ti mismo al altar. Pero no mueras por Dios: ¡vive para Él! Esta es una de las cosas maravillosas del culto. Adoramos a Dios cuando vamos a la iglesia, cuando oramos, cuando alzamos nuestras voces cantando. Pero también adoramos a Dios todos los días cuando hacemos algo que le agrada. Nuestra mano en el brazo de un hermano herido puede ser adoración. Nuestro esfuerzo por hacer bien y honestamente nuestro trabajo puede ser adoración. Detenernos a escuchar a un niño irritado, aunque estemos cansados, puede ser adoración. Todo lo que hacemos, cuando lo hacemos con el deseo de agradar a nuestro Señor, es adoración. Cuán bondadoso es Dios, en vista de Su misericordia para con nosotros, al proporcionarnos tantas oportunidades para adorarle.

    «Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento» (Romanos 12:2)

    Estoy seguro de que se han predicado cientos de sermones sobre las palabras griegas de este versículo. Cada uno dice a los oyentes que la idea detrás de ser «conformado» es la de ser apretado en un molde. Y cada uno dice a los oyentes que la idea detrás de «transformado» es la metamorfosis, ese pasaje que convierte a una oruga rastrera en una hermosa mariposa voladora. Qué meta para el creyente: llegar a ser hermoso y nuevo. Pablo también nos dice cómo: mediante la «renovación de vuestra mente». «Mente» aquí es nous, no tanto el órgano del intelecto como el órgano de la percepción. Lo que hay que transformar es nuestra manera de ver la vida: los valores, los pensamientos, los motivos, el punto de vista desde el que evaluamos las opciones. En pocas palabras, tenemos que verlo todo desde el punto de vista de Dios. Qué clave para un estudio importante de la Biblia. No leemos las Escrituras simplemente para aprender doctrina y saber lo que creemos. Leemos para entender lo que Dios piensa y siente sobre los temas que afrontamos en nuestra vida diaria. ¿Cómo ve Dios mis responsabilidades como empleado? ¿Cómo quiere Dios que responda a esa persona que parece no gustarle? ¿Cómo quiere Dios que afronte el dolor de mi reciente rechazo? Si acudes a la Palabra de Dios con preguntas como éstas, Él te dará Su respuesta. Y usted experimentará esa renovación de su mente que transforma.

    «Entonces podrás probar y aprobar cuál es la voluntad de Dios» (Romanos 12:2).

    Si tú y yo no aprendemos a mirar la vida desde el punto de vista de Dios, nunca conoceremos Su voluntad. Y nunca haremos el gran descubrimiento de que la voluntad de Dios es la mejor: «buena, agradable y perfecta». Así que acude a las Escrituras con tus preguntas e incertidumbres. Pídele a Dios que hable. Y luego haz lo que Él te diga. Pruébalo. Te gustará.

    «En Cristo, nosotros siendo muchos, somos un cuerpo» (Romanos 12:3-5)

    ¿Cuál es la base de la comunión en nuestras iglesias? ¿Es el letrero o placa de la iglesia? ¿Es una doctrina común? ¿Una preferencia común por nuestras tradiciones particulares o formas de culto? ¿Es la convicción de que nuestra denominación particular refleja mejor los principios del Nuevo Testamento, o que es «la» iglesia que remonta su origen a los Apóstoles? Según Pablo, no. La base de la comunión es el simple hecho de que los cristianos estamos unidos a otros en un organismo vivo: el cuerpo de Jesucristo. Porque estamos unidos a Él, estamos verdaderamente unidos los unos a los otros. Y por eso, dice Pablo: «Cada hermano y hermana en Cristo es un preciado miembro de la familia espiritual, y juntos formamos un solo cuerpo en Él». No importa si algunos encuentran su lugar en la devoción tradicional de una denominación, mientras que otros se sienten en casa en el fervor y la pasión inspirada por el Espíritu Santo. Lo que verdaderamente importa es que todos estamos unidos en el amor y el propósito divino, celebrando nuestras diferencias mientras servimos al Señor en unidad y armonía. Y no está mal que algunos crean en la gracia irresistible, mientras que otros enfatizan el libre albedrío. Pero estaría mal que usted o yo miráramos a otro creyente en Jesús, y retrocediéramos porque él o ella levanta las manos, o habla en lenguas, aplaude, o bautiza adolescentes en lugar de sólo creyentes maduros. O retroceder porque la piel de uno es más clara y la del otro más oscura, o porque la casa de uno es un cuchitril y la del otro es una mansión. Me encanta esta frase: Cristo es el gran nivelador, no bajando a nadie, sino subiendo a todos. Por eso acogemos con gusto a todo el que confiesa a Jesucristo, afirmando con Pablo que «cada miembro pertenece a todos los demás».

    «Tenemos diferentes dones, según la gracia que se nos ha dado» (Romanos 12:6-8)

    Unidad no significa igualdad. En cierto modo, la Iglesia es como una cazuela. Mi abuela solía hacer una deliciosa cazuela de atún, usando sopa de champiñones, guisantes frescos, atún y varios otros ingredientes. Mezclados, el sabor era delicioso: cada ingrediente parecía sacar lo mejor de los demás. Este es el verdadero secreto del cuerpo de Cristo, la Iglesia. Dios mezcla personas diferentes, cada una con un don distinto, para que cada ingrediente pueda sacar lo mejor de los demás. Sólo cuando vivimos juntos en el amor, sirviéndonos unos a otros con los dones espirituales que Dios nos ha dado, podemos como individuos ser todo lo que estamos destinados a ser en Cristo.

    «Amaos los unos a los otros con amor fraternal» (Romanos 12:9-16)

    Tres temas se encuentran siempre juntos en los pasajes del Nuevo Testamento. El cuerpo de Cristo, los dones espirituales y el amor. Hay razones importantes por las que estos tres temas son inseparables. Nuestra relación con otros cristianos se define por la participación conjunta en un solo cuerpo. Nuestro servicio a otros cristianos se define como el uso de nuestros dones y habilidades para servirles. Nuestra actitud hacia los demás cristianos es de amor activo y solidario. Unidad, servicio y amor nunca están separados en las Escrituras. Sin unidad, no puede haber experiencia de servicio. Sin servicio, no puede haber experiencia de amor. Sin amor, no puede haber experiencia de unidad. Cada una depende de la otra. Si amas y sirves a los demás, empezarás a experimentar la unidad del cuerpo de Cristo.

    «Dejad espacio para la ira de Dios» Romanos (12:17-20).

    Cierto hermano en la fe vivió una experiencia muy impactante relacionada con el pasaje «Dejad espacio para la ira de Dios» en Romanos (12:17-20). Su esposa enfrentó momentos difíciles en su vida cuando su primer esposo la abandonó cuando ella estaba embarazada de tres meses y cuidando de su hijo menor, quien tenía solo dos años y medio. No había una razón aparente para este abandono; él simplemente se fue.

    Con el paso de los años, este pasaje bíblico, «No te vengues», se convirtió en un constante desafío para ella. Lo sorprendente es que su ex esposo deseaba mantener el contacto con los niños. Después de que ella conoció a alguien más y se casó, alrededor de tres años después de su divorcio, su ex esposo los visitó en Florida y se quedó en su casa. Esta situación representó un gran desafío para esta hermana en la fe, quien se esforzó por vivir una vida que iba en contra de lo que muchas personas habrían esperado.

    Ella adoptó una actitud de amor y compasión hacia el hombre que había destrozado su mundo y le había impuesto la pesada carga de criar a sus hijos por sí sola. Lo que resulta emocionante en esta historia es cómo esta hermana pudo vivir de acuerdo con la Palabra de Dios, en particular el versículo que menciona Pablo: «No te dejes vencer por el mal, sino vence con el bien el mal» (Romanos 12:21).

    Este versículo no implica que nuestro bien triunfe sobre el mal que otros puedan hacernos, sino que, al hacer el bien, podemos superar el mal que existe en nosotros mismos. La historia no revela lo que la obediencia de esta hermana a este pasaje específico hizo por su ex esposo, pero sin duda tuvo un profundo impacto en ella, y su vida glorificó al Señor de maneras asombrosas.

    Devocional: El Amor Genuino en la Vida Cristiana (Romanos 12:9-16)

    El apóstol Pablo nos insta en Romanos 12:9 a que nuestro amor sea sincero. El término «amor» es ampliamente utilizado en nuestra sociedad, a menudo de manera ambigua. A veces, se emplea para ocultar motivos oscuros o acciones egoístas, como cuando alguien dice «te quiero» para manipular a otro en busca de satisfacción personal. Más aún, en el contexto del Nuevo Testamento, el amor adquiere una connotación profunda y poderosa. Es un amor práctico, directo y esencial en la vida cristiana, como las «carne y papas» de una comida abundante.

    Entonces, ¿cómo podemos vivir este amor genuino en nuestra vida diaria y en la comunidad cristiana? El apóstol Pablo ofrece una lista de verificación en Romanos 12:1-21, la cual no debemos utilizar para juzgar a los demás, sino para evaluar nuestra propia vida como discípulos de Cristo:

    1. Muestro verdadero amor por los demás: Nuestro amor debe ser sincero y genuino, sin segundas intenciones.
    2. Honro a los demás, y estoy más interesado en su progreso que en el mío propio: Debemos valorar a nuestros hermanos y hermanas en la fe y anhelar su crecimiento espiritual.
    3. Comparto con los demás cuando están necesitados: El amor se manifiesta en la acción, especialmente cuando vemos a otros en dificultades.
    4. Acojo a los demás en mi casa y en mi vida: Debemos ser hospitalarios y acogedores, mostrando el amor de Cristo a quienes nos rodean.
    5. Me alegro con los que se alegran: Celebramos los triunfos y alegrías de nuestros hermanos, compartiendo su felicidad.
    6. Lloro con los que lloran: Estamos dispuestos a ser un apoyo en tiempos de tristeza y dificultad.
    7. Vivo en armonía con los demás: Buscamos la paz y la unidad en nuestras relaciones con los demás.
    8. Me relaciono de igual a igual con los que están socialmente o de otra manera «por debajo» de mí: No hacemos acepción de personas, tratando a todos con igualdad y respeto.

    Aunque existen otros pasajes en las Escrituras que amplían nuestra comprensión del amor, como 1 Corintios 13:1-13, este pasaje de Romanos nos ofrece la esencia del amor cristiano. Si amamos activamente a nuestros hermanos y hermanas en Cristo de estas maneras, estaremos contribuyendo a la vitalidad y la vida del cuerpo de Cristo en la tierra.

    Que el Señor nos bendiga mientras buscamos vivir este amor genuino en nuestras vidas y comunidades. Amén.

    Aplicación personal

    El acto más importante que puedes realizar en favor de los demás es brindarles tu amor.

    «Existen dos formas de estar unidos: estar rígidos como el hielo o fusionados en un amor fraterno. La necesidad más apremiante de los cristianos es permanecer unidos en un amor fraternal.»

    Pastor Carlos Vargas Valdez
    Pastor Carlos Vargas Valdezhttps://www.devocionalescristianos.org
    Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

    Devocional Diario

    LA INTERCESIÓN: ARMA PODEROSA

    La Intercesión: Una Arma poderosa en la Biblia A. Introducción Hoy más que nunca en la...

    Oración de Intercesión

    Hola a todos, qué gusto saludarlos, bueno el motivo de este e-mail es pedirle...

    5 Caracteristicas de la Iglesia Primitiva En La Biblia

    La Iglesia Primitiva: Una Iglesia de Oración (Hechos 1:14) Los discípulos se reunían unánimes. Este...

    ¿Cómo sembrar amor, fe y oración para las nuevas generaciones?

    “Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y...

    La Sabiduría en Silencio: Aprendiendo de Job en la Biblia

    ¿Qué es lo único que necesitamos saber bajo cualquier circunstancia en la vida? La...

    Jesucristo, el amigo fiel y el mejor abogado

    En los momentos más oscuros de Su vida terrenal, Jesús experimentó la traición, el...

    66 Versículos Bíblicos Claves Para Cada Libro de la Biblia: Cuadro Explicativo

    Versículos Importantes De Todos Los Libros de La Biblia: Desde Génesis a Apocalipsis (Tabla...

    Mas estudios como este

    Devocionales Cristianos – EL ENEMIGO DERROTADO

    Devocionales Cristianos - EL ENEMIGO DERROTADO San Lucas 24,1-6 “Las mujeres descansaron el...

    Significado de MAONITAS Según La Biblia | Concepto y Definición

    MAONITAS Significado Bíblico ¿Qué Es MAONITAS En La Biblia? Uno de los pueblos que oprimió a...

    existe el mal?

    Existe el mal? Un profesor Universitario retó a sus alumnos con esta...

    [Grafica Cristiana]¿¿DEBEMOS ORAR POR LA DESTRUCCIÓN DE LOS MALOS??(DEVOCIONAL)

    DEVOCIONAL ( Por:LaBibliadice...MinisterioInternacional) ¿¿DEBEMOS ORAR POR LA DESTRUCCIÓN DE LOS MALOS??   MEDITE...

    Reflexiones – El Rey y el mendigo

    En unas tierras lejanas, existía un Rey muy sabio y bondadoso; cierto día el rey había salido a pasear por los jardines de su castillo, pero para su sorpresa, junto al camino estaba un mendigo que clamaba a fuerte voz misericordia, ya que tenía días sin comer y no poseía dinero para comprar. El rey movido a misericordia se acercó a auxiliar a aquel mendigo, pero sabiamente le preguntó, qué tenía él para ofrecerle a su rey; el mendigo sorprendido notó que cargaba un saco de mazorcas que había recogido en el campo, y solamente sacó dos mazorcas de todas las que tenía, para dárselas al rey, pues pensaba que este no tendría necesidad de sus dádivas, pues era un rey y vivía cómodamente en el palacio, saciándose de los mejores manjares.

    Mensaje Navide?

    Queridos Hermanos:   Deseo de todo corazón que las Bendiciones de Nuestro Padre...

    Cueste lo que cueste

    "EL ALMA DEL PEREZOSO DESEA, Y NADA ALCANZA; MAS EL ALMA DE LOS DILIGENTES...

    1 Reyes 14:21 Explicación | Estudio | Comentario Bíblico de Matthew Henry

    Estudio Bíblico | Explicación de 1 Reyes 14:21 | Comentario Bíblico Online La historia de...

    El Bautismo de Jesús y su identificación

    El Bautismo de Jesús y su identificación "En esos días llegó Jesús desde Nazaret de...

    Juan 12:12 Explicación | Estudio | Comentario Bíblico de Matthew Henry

    Estudio Bíblico | Explicación de Juan 12:12 | Comentario Bíblico Online En esta porción se...

    Devocional Cristiano – Mensaje a Sardis

    Mensaje a Sardis Tienes fama de estar vivo, pero en realidad estás muerto, ¡Despierta! Reaviva...