Inicio » Dios » [devocional-sabado] 21 de enero de 2006 – El valor del tiempo.

[devocional-sabado] 21 de enero de 2006 – El valor del tiempo.

El corazón del sabio discierne el tiempo. 
Eclesiastés 8:5.

Es el tiempo de buscar al Señor. 
Oseas 10:12.

Así ha dicho el Señor? me buscaréis y me hallaréis. 
Jeremías 29:8 y 13.

El valor del tiempo

       El tiempo que Dios nos otorga es muy precioso. Sin embargo, se oye decir: ¡Es necesario matar el tiempo! ¿Por qué querer «matar» a ese servidor que sólo pide trabajar a favor nuestro?

       Dios nos lo da, no para que organicemos nuestro paso por la tierra confortablemente, sino a fin de que nos preparemos para la eternidad.

       Pero no pensemos que el tiempo trabajará sin nosotros. Él solo no hace nada. Únicamente pasa. Además, nunca produjo un grano de trigo o alguna otra cosa. Para cosechar la mies, es necesario haber sembrado; entonces el tiempo se encargará de hacer germinar las semillas, de hacer crecer las plantas y madurar los frutos. Lo mismo sucede con nosotros en cuanto a la vida eterna: previamente debemos creer.

       Después de haber creído, siendo salvos, justificados, y habiendo nacido de nuevo, con el paso de los días creceremos en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (2 Pedro 3:18). Y mientras el tiempo desgasta al mundo que nos rodea, nuestro ser interior se fortalecerá esperando la venida de Cristo y la eternidad junto a él. Entonces no existirá más el tiempo.

       No malgastemos, pues, el tiempo que Dios nos concede. Tampoco lo dejemos escapar con indiferencia. No busquemos «matarlo» con fútiles distracciones. ?Es el tiempo de buscar? a Dios y servirle. 

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: https://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 28.325 suscriptores.

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte