Tentado y la tentacion¿Estás siendo tentado?

“BIENAVENTURADO EL HOMBRE QUE SOPORTA LA TENTACIÓN…” (Santiago 1:12)

Nunca estarás exento de ser tentado. Cada etapa de la vida conlleva sus propias tentaciones. En la juventud, la lucha es por la necesidad de compañía y de satisfacción sexual. En los negocios, estarás tentado a distorsionar la verdad, a mentir y a apropiarte de dinero ajeno. Cuando triunfas en la vida profesional, si no tienes cuidado te volverás egocéntrico, controlador y te entrarán aires de grandeza. Lo cierto es que nunca vas a llegar a ser tan espiritual que quedes libre de tentación. Después de cuarenta días de ayuno, satanás tentó a Jesús. Eso indica que tú también eres vulnerable a los ataques del maligno, tanto después de una gran experiencia espiritual como en los momentos más bajos. Satanás conocía la misión de Jesús, por lo tanto su intención era impedir que la llevara a cabo. ¡Y lo mismo hará contigo! La batalla en la que te encuentras no tiene que ver con el pasado sino con el futuro.

Enfrentado a la tentación, Jesús venció al diablo con la Palabra de Dios, y lo mismo debes hacer tú. Sin ella, no tienes defensa. ¿En qué ámbitos específicos tienes luchasí ¿Cuál es tu estrategia para lograr la victoria? ¿Qué número de veces la consiguesí ¿Qué versículos has memorizado que te ayudan a vencer al tentador cuando viene en contra de ti? Fíjate en Sansón, escogido para ser un paladín de Dios: ciego, encadenado, moliendo maíz como un mulo en un calabozo filisteo. El pecado te ciega, te encarcela y te aplasta. Las cárceles están llenas de personas que fueron demasiado débiles para enfrentarse a satanás. Todos los días cientos de sueños van a pique en las rocas de la tentación. Aleja de esas rocas el barco de tu vida, ahora que todavía estás a tiempo.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí