Home / Los Cristianos / Matrimonios Cristianos – ERRORES COMUNES EN EL MATRIMONIO

Matrimonios Cristianos – ERRORES COMUNES EN EL MATRIMONIO

ERRORES COMUNES EN EL MATRIMONIO
 
Confundir el amor con el sexo.
El sexo es un medio de expresar amor, del que se sirve la pareja; pero no es el único medio. Ayuda a la complementación, a la identificación y a la procreación.  El sexo es sólo una parte del amor.  El amor supera al sexo.  El amor es entrega, donación, identificación, compartir ideales y metas; es perdonarse y comprenderse.  El amor es mucho más que el sexo.  Se piensa que el sexo es la única manera de expresar el amor y no es cierto.  El sexo es parte del matrimonio.  Si la pareja tiene problemas en este aspecto, debe consultar a un psicólogo, o a un consejero matrimonial.  Nunca se debe pensar que si hay problemas en el sexo, ya se acabó el amor.

Querer hacer a la otra persona a la medida de uno.
Somos seres irrepetibles, únicos y nadie puede hacer al otro a su propia medida.  Se empobrece y se atropella la dignidad del cónyuge cuando se quiere que éste piense, actúe y haga todo lo que él hace.  En el matrimonio la complementación es una de las grandes riquezas e implica diversidad. Gracias a que somos diferentes, la pareja puede complementarse.  Hay que respetar y promover el desarrollo integral en su cónyuge. Cada uno debe descubrir que el otro es diferente y que tiene valores y cualidades increíbles. Pero cuando se quiere hacer al otro igual en todo, se pierde la riqueza de esa identificación.
 
No saber perdonar.
Para perdonar hay que amar mucho, hay que comprender mucho, hay que saber que la otra persona no es un Dios, es un simple ser humano que puede cometer fallos.  Existen personas casadas que se guardan resentimientos durante años y cuando están discutiendo, sacan a relucir aquello que sucedió hace mucho tiempo.  Esto es muy triste, pues no se han perdonado y hay que saber perdonar para poder convivir como seres humanos.  Si no perdonamos, definitivamente, es que no amamos en plenitud.

Otro error es el de no saber pedir perdón.  Para pedir perdón hay que ser humildes.  De hecho, existe mucha soberbia y orgullo en los matrimonios y en muchas personas que no quieren reconocer que han cometido un error.  Saben que hicieron daño, pero no se han despojado de su orgullo y su soberbia.  Hay que aprender a pedir perdón cuando se ha fallado.

Este error de no saber pedir perdón es muy común.  Si éste es tu caso, ya es tiempo de cambiar.  Aprende a perdonar.  Perdonar implica olvidar y olvidar es enterrar el pasado y seguir adelante.  No hay reconciliación sin perdón, la brecha se hace más grande cuando definitivamente no se perdona.  Aprende a perdonar y a pedir perdón.
 
No saber dialogar.
¡Rompe ese silencio sepulcral!  En muchas casas hay auténticas tumbas; tumbas que conviven juntas, que se sientan a comer y no se comunican, no dialogan y cuando hablan es a gritos.  ¡Qué tristeza!  ¡Esto es terrible!  Hay que dialogar y para eso, hay que ser muy sinceros y aprender a escucharse.  Así, en la medida en que se comunican y saben escucharse, se van identificando el uno con el otro; se van haciendo en verdad una sola carne.

Si éste es tu caso, vamos a romper esta terrible barrera que se ha formado en tu matrimonio.  Aprende a comunicarte, a decir las cosas con auténtica sinceridad, con delicadeza, con amor.   Tú puedes cambiar, tú puedes ser mejor en este aspecto.  Aprende a dialogar más, a convivir más, a amarse más.  Tal vez estés salvando tu matrimonio, tu relación familiar; y a ti mismo.
Diana Patricia Flórez Heredia   
Psicóloga

Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

19 comentarios

  1. Hola,..mi nombre es Mirian mi espeso y yo somos cristianos, tenemos 23 años de matrimonio,…pero ya hace mas o menos como ocho años que no tenemos intimidad,..los primeros tiempo yo trataba de hablar con el sobre el tema pero el siempre me respondía que estaba cansado o que tenía muchos problemas en su cabeza y cosas así,…o en una oportunidad me dijo que no le dejaba en pasas el remordimiento de que el estuviera de acuerdo con que yo me haya hecho la ligadura para no embarazarme mas, es que ya tenemos cuatro hijos,…y bueno así paso el tiempo y ya de eso hace 8 años,…yo también ya no le insistí mas y ya ahora dormimos en cuartos separados y aunque nuestra vida matrimonial es muy tranquilo nunca discutimos ni peleamos,…el es muy buen padre amoroso no nos hace faltar nada, yo veo que mas bien somos como buenos amigos, hermanos , pero esa relacion de pareja ya no hay en-tre nosotros y lo peor es que yo ahora tampoco ya no siento el deseo de estar con el,…pero yo le quiero mucho pero creo que ya no como pareja y pienso que el también siente lo mismo aunque no me lo diga. Aveces pienso que me quiero separar de el y tampoco tengo las agallas suficiente y también pienso en mis hijos. Que consejo me podrían dar y si vale la pena que sigamos así juntos. Pregunto esto por que leí el material mas arriba escrito y en una parte dice que el sexos dentro del matrimonio no lo es todo,…se que no lo es todo pero tampoco que pase ocho años y ni siquiera se noto un mínimo de interés de parte de ninguno de los dos.
      Desde ya muchas gracias y Bendiciones.

  2. Hola muy bueno el tema y al igual que muchos de los testimonios,
    pero hay algo que no entiendo en medio de la pagina una publicidad
    de un tienda gay????? que onda muchachos! La biblia es mas que
    clara,condena este asunto y no es cosa de lo que yo u a otro piense
    del tema,Dios es el soberano y su palabra es igual,ayer hoy y mañana, no confundamos los tantos, el matrimonio como única
    opción es hombre+mujer no hay otra ,según La Biblia cristiana
    sinó estamos hablando de otra creencia. 

    • Alema, en verdad crees que nosotros estamos en ese negocio ? nos esforzamos a diario para llevar una palabra de Dios a diario, nuestra publicidad por ahora es tercerizada y contextual, además de mostrar interés de los mismo usuarios, te lo explico mejor: Si tu buscas temas homosexuales, o de bebes, tu veras publicidad sobre estos temas, me deje entender ? , ahora yo no te estoy acusando de homosexual o lesbiana, por que ese pc puede ser usado por otras personas. También es posible que por el tema escrito en nuestro web, el sistema manda ese tipo de publicidad ERRADA Y DEL INFIERNO . Por el momento si tu nos das la pagina que esta saliendo en nuestro website podemos ver eliminarla. Muchas gracias por tu compresión y por favor no pienses mal de nosotros. Bendiciones Miles!

  3. Así como el marido ama su propio cuerpo, así debe amar también a su
    mujer. El que ama a su mujer se ama a sí mismo. En todo caso, que cada
    uno de vosotros ame a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete al maridoy
    viveversa.

  4. Así como el marido ama su propio cuerpo, así debe amar también a su
    mujer. El que ama a su mujer se ama a sí mismo. En todo caso, que cada
    uno de vosotros ame a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete al marido.

Deja un comentario queremos saber tu opinión