LA EVANGELIZACION

evangelizacionLA EVANGELIZACION

 

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Juan 3:16

Sin dudas el versículo bíblico más leído y más recomendado, cuando de evangelizar se trata.
La primera persona en usarlo fue el mismo Señor Jesús en su conversación con Nicodemo (Jn. 3: 1-21). Por el relato del evangelio de Juan, vemos que esta conversación tuvo efectos positivos en Nicodemo. En el capítulo 7:50 le encontramos defendiendo a Jesús y en el capítulo 19:39 lo vemos junto con José de arimatea preocupado por sepultar a Jesús dignamente y de acuerdo a la tradición judía.

¿Qué cualidades de Jesús habrán impactado tanto a Nicodemo? La respuesta la encontramos en Jn. 3 :2. Cualidades o características que debieran ser propias de todos los que hemos sido adoptados como hijos de Dios y que nos consideramos seguidores de Cristo (cristianos)

“Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios ; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”. Marcos 16 :17-18

Existen agrupaciones cristianas que evangelizan (predican) este versículo de esquina en esquina, otros disertan sobre este versículo en grandes campañas evangelísticas, o en programas de radio o televisión. El objetivo es comunicar al “no creyente”, la necesidad de creer en Jesús para ser salvo.

Algunos días atrás, leyendo este versículo, Jn. 3-16, en una versión alemana me llamó la atención que en vez de … « que en él cree »… dijera … « que en él confía »….

Me quedé pensando en ello y llegué a la conclusión de que por mucho tiempo (años) hemos invertido tiempo en que el « no creyente » crea en Jesús. Pero esto es una cara de la moneda ; la otra es invertir tiempo en enseñarles a confiar en Jesús.
Cuando la Biblia nos habla de creer en Dios, creer en Jesucristo y creer en Su Revelación (Palabra), no nos habla solo en el sentido literal de conocimiento, si no más bien de confianza : de creerle a Dios. Una forma de que un no creyente adquiera confianza en Dios, Jesucristo y Su Palabra, es a través de nuestro testimonio. El testimonio de Jesús reflejaba a Dios en él, y de ello Nicodemo se dió cuenta; despertando en él curiosidad y confianza.

Luego vinieron a mi mente estadísticas que se me enseñaron en seminarios de evangelismo. En ellas se mide la cantidad de personas que perseveran después de dar el « paso de fe ». Los resultados son frustrantes; con suerte el 10% llega a crecer y madurar en el evangelio; el resto… se pierde. Las razones que se dan para ello son diversas, pero las más comunes son: sob eranía de Dios, ó predestinción.

Después de esto, vino a mi mente los versículos de la Gran Comisión (Mt. 28:19-20). En ellos Jesús nos envía a hacer discípulos y a enseñar a obedecer lo que Él nos ha enseñado a nosotros primero.
Jesús no escogió a 12 hombres, hoy a tí y a mí, sólo para que creamos que él es el hijo de Dios, sino también para enseñarnos a CONFIAR en Él; a creerle a Él y en lo que Dios desde un principio dijo y estableció para el beneficio espiritual y social del ser humano.
Esto nos lo enseña con su vida, ejemplo, dependencia, comunión y obediencia a Su Padre.

El apóstol Pablo enseñaba a los cristianos de su época y a través de sus cartas, hoy a nosotros también: “sed imitadores de mí como yo de Cristo”. Plena y absoluta dependencia y confianza en Dios nuestro Padre.
La confianza en Dios (creerle a Él) nos une como hermanos en la fe, como familia y como iglesia (Efesios 4 : 1-6).
Antes de que Jesús diera su vida por la humanidad, él oró al Padre y rogó por la unidad de los discípulos y por la unidad de los que creerían en Él, a través de la predicación de ellos. Esto es el garante para que el mundo sin Dios llegue a conocerle (Juan 17 :20-26).

Pienso que el éxito de nuestra evangelización depende más bien de qué y cómo estamos transmitiendo el mensaje. Lo transmitimos teóricamente : « porque la Biblia lo dice » ó nuestros interlocutores están viendo lo que la Biblia dice en nuestro propio testimonio o estilo (cristiano) de vida?

Te invitamos a que juntos reflexionemos sobre La Gran Comisión (Evangelización) que Jesús nos ha encomendado, y de cómo la estamos obedeciendo y practicando.

Escrito por: Juan Paulus

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

152 Compartir
Comparte152
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Email