Las Oraciones del alma

oraciones-del-almaPero de día mandará Jehová su misericordia, Y de noche su cántico estará conmigo, Y mi oración al Dios de mi vida.(Salmos 42:8)

Las Oraciones del alma

La oración es la verdadera vida del alma, es el ofrecimiento de mi corazón a Dios a través de nuestro Señor y mediante el Espíritu Santo. Es derramar mi corazón a Dios con la convicción que Él escucha y contestará a las peticiones… en Su tiempo, a Su forma…de acuerdo a Su voluntad… Es la paz en el alma de saber que han llegado a Su presencia… que ninguna de ellas ha caído en tierra sino que las tiene en Sus manos, en Sus preciosas manos.

¿Cuántas oraciones tienes elevadas a nuestro Padre? ¿Cuántas veces has pensado que no te escucha, que no te responde? ¿Cuántas veces te has desanimado por la espera…? Hermana, Hermano, nuestro Dios está siempre alerta y pronto a escuchar. Nada escapa de Sus manos y nos dará SIEMPRE lo que es mejor para nosotros. Eso es lo maravilloso de la oración…sus respuestas serán elegidas por nuestro Padre y dadas a nosotros con todo el amor de quién entregó TODO por ti y por mi.-

Hay ciertos puntos que debemos pensar para que nuestra oración sea agradable a Dios:

• Orar en Santidad de vida. Tener una correcta relación con Dios. 1ª Pe. 1:15-18. Cuenta una ilustración que un hombre telefoneaba desde una cabina, pero no llegaba a entender lo que le decía el que le estaba hablando…-“Perdón, no comprendo, no le puedo escuchar, hay mucho ruido aquí…”
-“¿Está Ud. hablando con la puerta abierta?.
-“ ¡Si!”
-“ Ciérrela… y podrá escuchar bien solo mi voz”.
Muchas veces el ruido del mundo en mi vida no me permite hablarle como debo…ni me deja escuchar la voz de Dios.

• Orar en el Espíritu Santo. Ro.8:26 “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.”

• Orar sujetos a Su Voluntad. Confiando que Él responderá lo que es mejor para nosotros… con un “Si”, con un “No” con un “Espera”.

• Orar constantemente. 1ª Tes. 5:17 “ Orad sin cesar”

• Orar con fe y confianza. Heb. 4:16 “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hall ar gracia para el oportuno socorro.”

• Orar con agradecimiento. Efesios 5:20 “dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” No olvidemos de dar gracias a Dios por lo que está permitiendo que pase en nuestras vidas. Las pruebas son el sello de Dios que nos recuerda que quiere moldearnos mas a Su Imagen, sacarnos como oro reluciente… ¡No te olvides de agradecer por tus tormentas! Aun en medio de los relámpagos mas fuertes… podrás ver al Señor sosteniéndote con sus amorosas manos y deseando que sólo le mires a Él. Él no te va a dejar…¡¡¡¡Nunca!!!!.

“Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos;
Derramad delante de él vuestro corazón;
Dios es nuestro refugio”

(Salmos 62:8)

Nuestras oraciones no descansan en lo que nosotros somos… sino…¡¡¡¡ en lo que ÉL ES!!!!!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

231 Compartir
Comparte230
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Email