Home / Pacientemente esperé a Jehová

Pacientemente esperé a Jehová

paciencia-esperar-en-DiosPacientemente esperé a Jehová

 

“Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová.” Salmos 40:1-3

¿Cuántas veces has sentido que estás en un pozo del cual no puedes escapar? Las paredes son tan altas…resbaladizas, estiras tus manos pidiendo ayuda y nada pasa, la derrota va tomando posesión de tu corazón y te deja allí… sin esperanzas.
Ese pozo te hace sentir:

1.- Atrapado: con lodo cenagoso que nos impide salir. Jeremías lo ilustra muy bien: “Entonces tomaron ellos a Jeremías y lo hicieron echar en la cisterna de Malquías hijo de Hamelec, que estaba en el patio de la cárcel; y metieron a Jeremías con sogas. Y en la cisterna no había agua, sino cieno, y se hundió Jeremías en el cieno.” (Jer.38:6)

2.-Sin tener donde apoyar un pie. “Estoy hundido en cieno profundo, donde no puedo hacer pie; He venido a abismos de aguas, y la corriente me ha anegado.” (Salmos 69:2)

3.-Sin poder ver más allá. El pozo no nos permite ver más que…¡ tu encierro! Y permanecemos allí, en derrota.

Hay muchas causas por las cuales podemos caer en un pozo: dolor, pruebas, circunstancias, etc. Pero frente a todas ellas, podemos optar por Dios. Su brazo, el brazo del Señor, está allí, extendido hacia nosotros para sacarnos en victoria y llevarnos a la roca que es más alta que tú.

¡Puedes optar por Dios!

El Padre : Él es Soberano y reina sobre cada detalle del universo… y de tu vida. Un Padre que nos ama más allá de lo que podamos entender (Juan 3:16). Tenem os un Dios Soberano, amoroso y lleno de misericordia.

El  Hijo : Quién pagó tus culpas y mis culpas en la cruz del calvario. Quién es mediador entre Dios Padre y nosotros, nuestro abogado.

El  Espíritu Santo : Que mora en nosotros y nos da el poder para vencer. Que llena nuestro corazón cuando le permitimos entrar en cada uno de nuestros rincones y de nuestros pozos.

Decide mirar para arriba y ver a Dios como soberano total. Dios es bueno y tiene un plan para tu vida. José pudo decir, en Génesis 50:20, que Él había permitido todo porque tenía un plan trazado para su vida y que a la postre, se transformaría en bendición.

¡Dios está a tu lado, no te ha dejado ni ha cerrado sus ojos a lo que te está pasando. Él pondrá tus pies sobre peña y enderezará tus pasos. Aférrate a sus brazos extendidos. Puedes optar por Dios!

Sobre Devocionales

Ministerios www.DevocionalesCristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Deja un comentario queremos saber tu opinión