Inicio » Los Cristianos » La Predisposición en la Biblia

La Predisposición en la Biblia

predisposicion-bibliaLa Predisposición en la Biblia

 

“Así que pensó: ¡Qué increíble! Voy a ver por qué no se consume la zarza. Cuando el Señor vio que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza.” Éxodo 3:3-4 (NVI)

Hay una tendencia natural de dejar para mañana lo que no se deba entregar hoy. Tal vez en las sociedades finlandesas o suecas esto no suceda, pero en Argentina es muy común. Hacemos todo a último momento. Estudiamos para el examen la noche anterior, terminamos el informe para el jefe media hora antes de la presentación, buscamos lo que nos piden a último momento. Tenemos una disposición natural a dejar todo para el final. Y eso genera problemas, errores o dificultades.

Cumplimos lo que nos piden, hacemos lo que esperan de nosotros y hasta lo hacemos bien (a veces), esto demuestra que tenemos la disposición de cumplir. Es bueno, pero no es suficiente.

Son pocos los que prevén y se anticipan los temas, ocupándose con tiempo de encontrarles una solución. Es menos cómodo pero más efectivo. Y aunque todos lo sabemos nos cuestas mucho cambiar. Cuando estaba estudiando en la facultad, al empezar cada año me prometía a mi mismo estudiar todos los días para llegar bien a cada examen. Nunca logré cumplir mi propósito y estudiaba siempre sobre la fecha de la prueba. Por ello, muchas veces me reprobaron.

A pesar de esta tendencia, hay algunas personas que se anticipan. Son aquellos que tienen la respuesta antes que hagan la pregunta, que tienen el informe listo antes que el jefe lo pida, hacen las cosas antes que alguien se las pida. Hoy se las denomina personas proactivas. Como fue Moisés.

Moisés estaba en el desierto y vio la zarza que ardía y no se consumía. No era algo común, y cuando vio esto, Moisés nos dio un ejemplo de predisposición. No solo hizo lo que le pidieron. Lo hizo antes que se lo pidan. Moisés fue a ver la zarza antes que Dios lo llame. Y cuando estaba allí, Dios lo llama. Dios podría haberlo llamado antes que se acercara y seguramente Moisés hubiera ido. Pero este hombre se anticipó.

Hoy hay muchos cristianos que cumplen lo que les piden, y obedecen a Dios con responsabilidad y eficiencia. Pero Dios espera que estemos predispuestos. Que tengamos la mirada para anticiparnos a sus pedidos y actuar. No esperar a que nos llame.

REFLEXIÓN – Dios llama al que está predispuesto.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Deja un comentario

99 Compartir
Comparte99
Tweet
WhatsApp
Comparte