Inicio » Destino » ¿Cómo Tener Un Escudo De Protección Infalible?

¿Cómo Tener Un Escudo De Protección Infalible?

TU ESCUDO EN LA BIBLIA

Este viaje a tu destino no será fácil. Por eso necesitas protección. Una de las promesas que Dios le dio a Abraham en Génesis 15:1-21 fue, “Soy tu escudo”. Esta es una de las declaraciones más poderosas del pacto. ¡Dios es tu escudo!

-Este escudo es tu salvación: Me diste asimismo el escudo de tu salvación…” (Salmos 18:35 RV1960)

-Este escudo te saca del abatimiento y desánimo: Más tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza” (Salmos 3:3 RV1960)
.

-Este escudo te rodea con favor: “Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; Como con un escudo lo rodearás de tu favor” (Salmos 5:12 RV1960).

-El escudo es tu fuerza y alegría: “Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, Por lo que se gozó mi corazón, Y con mi cántico le alabaré” (Salmos 28:7 RV1960).

-Este escudo es tu ayuda en toda situación: “Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él” (Salmos 33:20 RV1960).

-Este escudo proporciona gracia, gloria y todo lo bueno: “Porque sol y escudo es Jehová Dios;
Gracia y gloria dará Jehová. No quitará el bien a los que andan en integridad”
(Salmos 84:11 RV1960).

-Este escudo de la verdad es tu protección: “Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad. No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Más a ti no llegará (Salmos 91:4-7 RV1960).

-Este escudo de fe te permite hacer que el enemigo pare en seco: “Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno” (Efesios 6:16 RV1960).

-Esta sola promesa, “Soy tu escudo” abarca toda necesidad en tu vida. Te saca del abatimiento de experiencias dolorosas. Te protege del mal y te permite hacer que el enemigo pare frente a ti.

-Dios es tu escudo. No hay ningún ataque del enemigo en tu contra que tendrá éxito siempre y cuando seas obediente a Su Palabra. Llegarás a tu destino intacto.

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte