DEVOCIONAL – RECOMENDACIONES PRÁCTICAS PARA VIVIR MEJOR

Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente (Lucas 2:52)

En lo espiritual, el consejo oportuno es estudiar la Biblia, orar y buscar guía con un Pastor competente. Usted puede estudiar la Biblia personalmente, o con un libro guía; la idea es aprender para obedecer. Puede orar, por sanidad o por necesidades ajenas y propias, para crecer en la fe. Además, debe tener amigos cristianos, como apoyo mutuo para adorar a Dios en una común fe.

En lo físico, no debemos rendir culto al cuerpo, sino practicar ejercicios que nos ayuden a estar saludables. Es recreativo descansar y contemplar la caída del sol, el paisaje, las montañas, disfrutar de la naturaleza. La sexualidad debe ser practicada con moderación y variedad sin caer en una rutina. El chequeo médico como medida preventiva es vital, así como el ambiente donde vive.

En lo mental, es indispensable la actitud positiva, la motivación y deseos de hacer todo con excelencia. Leer buenos libros, le ayudará a pensar, a aprender de otros, y a actualizarlo. Usar su mente con imaginación y creatividad es vital en su trabajo y juegos pensantes. Si usa su mente, no se deteriorará, sino que estará lista para buscar soluciones a la vida.

En lo social, la familia, los amigos y personas de confianza juegan un papel importante en su vida. Una amistad fiel, nos inyecta animo y sirve de apoyo en las circunstancias adversas que todos experimentamos. Una familia unida es un refugio seguro, en medio de una sociedad materialista y hostil.

En lo económico, el trabajo, el ahorro, el presupuesto y el buen manejo del dinero le ayudarán a vivir seguro. Sin embargo, “Dónde este vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” dice el Señor Jesucristo. Por lo tanto, deje que Dios le guíe a vivir el presente y el futuro con sabiduría y sanas expectativas.

ORACIÓN:

Señor guíame a saber vivir para honrarte, al enseñar a otros.

Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir (Ap.1:4ª) Amén.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí