Dios-tu-padre“…¿CUANTO MÁS VUESTRO PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS DARÁ BUENAS COSAS A LOS QUE LE PIDAN? (Mateo 7:11)

Conociendo a Dios tu padre

El hijo de un hombre rico esperaba recibir un coche deportivo para su graduación. Pero en lugar de eso, su padre le llamó al despacho, le dijo que le amaba y le entregó una caja. Cuando la abrió, encontró una Biblia encuadernada en piel con su nombre inscrito por dentro.

Enfadado, dijo: “Con todo el dinero que tienes, ¡y me das una Biblia!”, y salió corriendo. Nunca más se volvieron a hablar. Años después, recibió una llamada informándole que su padre había fallecido y le había dejado toda la herencia. Mirando entre las cosas de su padre, encontró la Biblia, todavía en la caja. Con lágrimas en los ojos, se dio cuenta que su padre había subrayado Mateo 7:11: “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre… dará… a los que le pidan?” Mientras lo leía, una llave de coche se cayó desde dentro – con una etiqueta que tenía el nombre del concesionario – ¡para el coche deportivo que quiso tener años atrás! En la etiqueta, al lado de la fecha de su graduación, estaban las palabras: “Pagado. Con cariño, papá”.

Nuestro Padre celestial sabe qué necesitamos, cuándo estamos preparados para recibirlo (que es mucho más de lo que la mayoría de nosotros sabe), y cómo hacérnoslo llegar. Escucha: “…Yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice el Señor, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” (Jeremías 29:11).

Firmado: Tu Padre celestial.