companeros-de-oracion“ASÍ QUE PEDRO ESTABA CUSTODIADO EN LA CÁRCEL; PERO LA IGLESIA HACÍA SIN CESAR ORACIÓN A DIOS POR ÉL.” (Hechos 12:5)

Busca siempre un compañero de oración

A veces es difícil orar por uno mismo. Es entonces cuando necesitas que otra persona se ponga de acuerdo contigo en oración, no alguien que vaya a juzgar tu situación o que ore por todo el mundo, sino alguien que sabe cómo interceder delante de Dios por tus finanzas, tus hijos y tu matrimonio.

Santiago acababa de ser ejecutado y Herodes tenía decidido matar a Pedro a la mañana siguiente. Uno pensaría que éste se habría pasado toda la noche en vela, orando desesporadamente, pero no es así: “…estaba Pedro durmiendo…” (Hechos 12:6b). ¡Increíble! ¿Cómo se obtiene esa clase de fe? Escucha: “Pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él” (Hechos 12:5).

Si puedes dormir cuando te enfrentas a la muerte, o experimentas una gracia sobrenatural en medio de la desgracia, normalmente es debido a dos cosas:

(1) Has aprendido a entregar tu situación a Dios;

(2) Alguien está orando por ti.

La iglesia no oraba: “Señor, si Pedro fuera de verdad un hombre de Dios, no se encontraría ahora en éstas”, ni: “Y ahora que está en la cárcel, ¿quién va a predicar el domingo?” No, mientras oraban por un cambio radical de la situación, Dios estaba al otro lado de la ciudad mandando a un ángel para que sacara a Pedro de la cárcel. ¡Así es como funciona!

¿Te sientes como Si tus oraciones no son respondidasí Busca a alguien que se ponga de acuerdo contigo en oración, porque Jesús dijo: “…que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos” (Mateo 18:19).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí