Inicio » Los Cristianos » Corriendo Para Ganar según La Biblia

Corriendo Para Ganar según La Biblia

Corriendo para ganar

“…DESPOJÉMONOS DE TODO PESO Y DEL PECADO QUE NOS ASEDIA, Y CORRAMOS…” (Hebreos 12:1b)

Los atletas romanos se quitaban toda la ropa, quedándose tan sólo con un taparrabos con el fin de que nada les impidiera correr lo más rápido posible. ¿Y tú? ¿Quieres participar en la carrera solamente para pasarlo bien, o corres para ganar? Para tener éxito en convertirte en lo que el Señor quiere que seas, tendrás que dejar de hacer ciertas cosas -hasta algunas que te gustan mucho- y empezar a hacer otras cosas que afirmen tus objetivos y te ayuden a cumplir el propósito ordenado por Dios para tu vida.

Esto significará, probablemente, decir “no” a personas bienintencionadas que tratan de involucrarte en asuntos que, al final, te quitan tiempo y no producen fruto. También significará tratar con “…(d)el pecado que nos asedia…” (Hebreos 12:1b).
Cuando el Señor dice que algo está mal, ¡está mal! No necesitas discutirlo, teorizarlo, inculpar, excusarte, autocompadecerte; solamente tienes que estar de acuerdo, pedirle perdón y expulsar eso de tu vida.

Escucha: “Todo aquél que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible” (1 Corintios 9:25).

¿Quién recibe el premio? Aquéllos que practican el autocontrol. Pablo sabía que no podría ganar la carrera sin antes poner su cuerpo, su mente y sus emociones bajo el control del Espíritu de Dios. También es así para ti. No puedes esperar que otra persona consiga que hagas lo que está bien; tú mismo tienes que escuchar al Espíritu del Señor y actuar conforme.

Deja un comentario

25 Compartir
Comparte25
Tweet
WhatsApp
Comparte