¿Estás Preparado Para Una Bendición?

¡…PARA QUE… LES FUERA BIEN…! (Deuteronomio 5:29b)

Escucha: “Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre os las he dado a conocer” (Juan 15:15). La diferencia entre ser un amigo o un sirviente está en lo que sabes. David dijo: “La comunión íntima del Señor es con los que Lo temen…” (Salmo 25:14). Con los que son íntimos con Él, Dios compartirá cosas que no hará con los demás. Cuando ves a alguien que es perspicaz en la confusión y sereno en medio de una pelea, es posible que conozca un secreto que le ha sido compartido por un Amigo.

preparado para un bendicion.jpg
¿Estás Preparado para Una Bendición?

Ten en cuenta que cuando el Señor te dice que hagas ciertas cosas, Él no trata de hacerte la vida difícil. No, te está preparando para una bendición. Escucha: “¡Ojalá… Me temieran y guardaran todos los días todos mis mandamientos, para que… les fuera bien…!” (Deuteronomio 5:29). Al otro lado de cualquier cosa que Dios te pide que hagas, está la promesa: “…para que… (les fuera) [te fuere] bien…!” “Samuel dijo: “Mejor es obedecer que sacrificar…”” (1 Samuel 15:22). A veces, el Señor requerirá cosas de ti (a) que no les pedirá a otros; (b) que no explicará y que no puedes entender; (c) que, aunque hayas obedecido, no verás los beneficios inmediatamente. Pero si estás convencido que Dios tiene un plan único para tu vida y que te ama incondicionalmente, te abandonarás a Él en fe, sabiendo que al final te irá bien.

Y ahora ¿estás preparado para un bendición?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí