¿Cómo Entender La Voluntad de Dios Según La Biblia? Versículos Bíblicos

¿Cómo Entender y Conocer La Voluntad de Dios?

“…ENTENDIDOS DE CUÁL SEA LA VOLUNTAD DEL SEÑOR” (Efesios 5:17)

Cuando sabes que estás en el centro de la voluntad de Dios para tu vida tienes paz. Esta paz salta en medio de las circunstancias adversas y te da confianza para acudir a Dios en cualquier momento. Puedes estar seguro que Él suplirá tus necesidades. ¿Pero cómo sé si estoy en la voluntad de Dios? te preguntas. Si cumples dos condiciones, escritas en la Biblia:

1) Debes ser cristiano.

Nos dice Pablo: Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios (Romanos 8:14). Solo tienes la presencia del Espíritu Santo en ti si eres creyente. Y necesitas esa ayuda interna para poder cumplir la voluntad de Dios y disfrutar de las bendiciones que eso conlleva.

2) Debes comportarte con sabiduría.

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor” (Efesios 5:15-17).

El teólogo y predicador Jonathan Edwards ingresó en la Universidad de Yale en 1716 a los 13 años. Con 17 años se graduó como el primero de la clase. Cuando tenía 20 años decidió “no perder un solo momento de su vida sino aprovecharlo de la manera más efectiva posible”.

Con veintiséis años pastoreó una de las iglesias congregacionalistas más grandes de Massachusetts. Y cuando Dios se manifestó con poder en Nueva Inglaterra en el llamado “Gran Despertar”, escogió a Jonathan Edwards como Su instrumento, porque estaba listo y dispuesto. Hacer la voluntad de Dios requiere ser sensible al Espíritu Santo y estar siempre preparado y alerta. ¿Cómo te preparas tú?

¿Cómo Entender La Voluntad de Dios En La Palabra? Versículos De La Biblia

“ENSÉÑAME A HACER TU VOLUNTAD…” (Salmos 143:10)

Si consideras tu vida en retrospectiva, lo que más satisfacción te dará es saber que hiciste la voluntad de Dios. Pero para que así sea tienes que anhelar hacerla. Jesús dijo: “El que esté dispuesto a hacer la voluntad de Dios reconocerá si mi enseñanza proviene de Dios o si yo hablo por mi propia cuenta” (Juan 7:17 NVI).

Fijémonos en las palabras “dispuesto a hacer la voluntad de Dios”. Por encima de acabar los estudios, casarte, pagar la casa o de cualquier otra cosa, tienes que desear hacer la voluntad de Dios. Escribe Chuck Swindoll: “Hubo ocasiones en las que dije que quería hacer Su voluntad, pero en realidad no era así. Es difícil reconocerlo, pero mirando en retrospectiva y con mucho más entendimiento me doy cuenta de que a veces me resistí a Su voluntad. Y me ha tocado aprender que la resistencia egoísta conlleva serias consecuencias”.

¿Cómo Entender y Conocer La Voluntad de Dios?

“…ENTENDIDOS DE CUÁL SEA LA VOLUNTAD DEL SEÑOR” (Efesios 5:17)

Pablo amonesta: “Como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios. Servid de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres, sabiendo que el bien que cada uno haga, ése recibirá del Señor…” (Efesios 6:6-8).

Destaquemos la expresión “de corazón haciendo la voluntad de Dios”. Es decir, desde lo más profundo de tu ser. Más que complacer a otros, más que adquirir comodidades o estatus social, más que sentirte seguro, tu mayor deseo debería ser agradar a Dios. El salmista escribió: “Me deleito en hacer tu voluntad, Dios mío; tu ley está dentro de mi corazón” (Salmos 40:8 LBLA). Tu oración debería ser: Señor, en todo lo que haga mi deseo es agradarte y cumplir Tu voluntad.

¿Cómo Entender La voluntad de Dios?

“EL ESPÍRITU SANTO POR TODAS LAS CIUDADES ME DA TESTIMONIO DE QUE ME ESPERAN PRISIONES Y TRIBULACIONES” (Hechos 20:23)

75% de creyentes hoy en día vive en países del Tercer Mundo, a menudo en ambientes hostiles al cristianismo. Xu Yonghai es uno de ellos. Trabajó arduamente para ver la legalización de células cristianas en China. El gobierno respondió encarcelándolo durante dos años y poniéndolo en una celda de cinco metros cuadrados. No tenía retrete, solo una tubería en la esquina de donde salía el agua y corría por el suelo de cemento.

“Mi celda era la última parada de los prisioneros sentenciados a muerte”, comenta Yonghai. “A veces éramos hasta cuatro reclusos en esa celda minúscula y húmeda, esperando la fecha de ejecución”. Este hombre sobrevivió gracias a la oración, la meditación y la Escritura. Con una barra de jabón escribió en las paredes de su celda los puntos principales de un libro acerca de Dios. Cuando acabó, archivó en su memoria las ideas y después de su liberación convirtió las notas de la cárcel en un libro de cincuenta mil palabras titulado “Dios el Creador”.

En la mayoría de los casos, las adversidades y las privaciones confirman que estás en la voluntad de Dios, y no lo contrario. Escribe el apóstol Pablo:

“Lo único que sé es que en todas las ciudades el Espíritu Santo me asegura que me esperan prisiones y sufrimientos. Sin embargo, considero que mi vida carece de valor para mí mismo, con tal de que termine mi carrera y lleve a cabo el servicio que me ha encomendado el Señor Jesús, que es el de dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios” (Hechos 20:23-24 NVI).

Pensemos en la palabra gracia. Por muy difícil que sea la voluntad de Dios, la podrás cumplir si recibes a diario una porción de Su suministro inagotable de gracia.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

66 Compartir
Comparte52
WhatsApp
Tweet10
+1
Pin3
Comparte1