Inicio » Cristianos » UN PACTO DE HONOR (DEVOCIONAL)

UN PACTO DE HONOR (DEVOCIONAL)

DEVOCIONAL

UN PACTO DE HONOR

 

?Vete en paz, porque ambos hemos jurado en nombre de Jehová, diciendo: Qué Jehová esté entre tú y yo, entre tu descendencia y mi descendencia, para siempre. Se levantó David y se fue; y Jonatan volvió a la ciudad? (1 Samuel 20:42)
Un pacto, es el acuerdo de dos amigos que se prometen algo. Un diccionario dice que Pactar es, asentar, poner condiciones, obligándose mutuamente para su observancia. David y Jonatan cumplieron su pacto.

Jonatan defendió las espaldas o la ausencia de David ante su padre. Una genuina amistad está por encima de la familia, por ejemplo, Jonatan respetó a su padre; pero no permitió que hablen mal y peor aún maten a su amigo. Jonatan le pidió a David ?que nunca apartes tu misericordia de mi casa? Y en efecto, está promesa David la cumplió al pie de la letra, incluso cuando fue rey de Israel, al punto que lo hizo sentar en la mesa real, a un hijo de Jonatan.

Al haber jurado él mismo fidelidad a David, le exige a David que le jure asimismo fidelidad a él, lo cual hizo David de buena gana por el afecto que le tenía y que para David era cosa sagrada. Saúl llamó a su propio hijo bastardo, traidor. Jonatán se disgustó mucho, tomo mal las palabras de su padre. Tenemos la triste separación de dos amigos, dice Matthew.

Un pecado actual, es la deficiencia en educación de valores morales, se falta a la palabra, a un pacto; se escriben acuerdos y no se cumplen.

Seamos personas de palabra. Que ante Dios y las personas que pactamos algo, lo cumplamos. Se cuenta el caso de un político que prometió construir un puente, el pueblo replicó; pero aquí no hay río; entonces, dijo el candidato, Éles haré un río?. No seamos como ciertos políticos, que cumplen en la campaña, y se olvidan en el poder.

Busque una sana amistad y recuerde orar por nosotros.

REFLEXION:

¿Eres una persona que cumple su palabra?. O solo eres pura palabra y nada de hechos.

 

Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir (Ap.1:4ª) Amén.

 

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte