DEVOCIONAL ALABA AL SEÑOR, CREADOR DE LO BUENO

 

 

MEDITE EN SALMOS 7-9

?¡Jehová Señor nuestro, cuán grande es tu nombre en toda la tierra!?(Salmo 8:1)

El Salmista recurre a Dios, en quien tiene puesta su confianza y le pide que lo libre de los detractores que calumnian con su lengua y lo persiguen, cual león a su presa para desgarrar y destruir, el alma, y su integridad. Confía en el Señor. Él puede librarte de cualquier opresión y suplirte todo lo necesario.

Me encanta mirar los paisajes, los campos verdes, el cielo en las noches llenas de estrella; en fin cuando uno mira la naturaleza, no queda más que decir, que hermoso lo que Dios ha creado.

Dios se revela, se da a conocer por medio de su creación. Que necedad del ser humano, cuando niega que Dios creó todo, y que todo es producto de la evolución. Cuántos millones de años y cuantas contradicciones del hombre al tratar de explicar el origen del universo. Dios es maravilloso y maravillosas son sus obras, que espectáculo, que grande es su creación, esto nos enseña que Él es Grande, que todo lo creó perfecto. Nos toca a los seres humanos no contaminar el aire puro, ni talar los árboles, sino administrar y cuidar la tierra.

El Salmista, quiere alabar a Dios, contar de sus maravillas, alegrarse en el Señor y cantar al Altísimo. Esta acción debe ser siempre, no solamente en tiempos de optimismo, sino en las dificultades. Es interesante cuando una persona, canta al Señor.

Cuando se tiene problemas generalmente uno se molesta, no quiere hablar con nadie; pero cuando uno deja en las manos del Señor el problema y canta, y se goza en su presencia, las cosas cambian. No significa esto, el tomar a la ligera las cosas, ni ser irresponsable, sino cantar confiando que el Señor se hace cargo del problema. Bien se ha dicho que “la alabanza cambia las cosas”.

Cante al Señor, ore por nuestro Ministerio para seguir edificando vidas.

ORACIÓN:

Padre, te alabo por la flor, el universo y tu reinado eterno…