josue-cruzando-el-jordan“PERO YO Y MI CASA SERVIREMOS AL SEÑOR.” (Josué 24:15b)

El declive generacional según la Biblia

Cuando se acerca el final de su vida, Josué reúne a los líderes de la nación y les dice: “Y vosotros habéis visto todo lo que el Señor vuestro Dios ha hecho…” (Josué 23:3). Luego les lanza un desafío:

“…escogeos hoy a quién sirváis” (Josué 24:15b). ¿Y qué hicieron? “Y sirvió Israel al Señor todo el tiempo de Josué…” (Josué 24:31).

Hasta aquí, todo bien. Pero miremos un poco más de cerca. Le sirvieron en parte, y sólo cuando les convenía. La única acción militar que faltaba por hacer después de la muerte de Josué era eliminar los últimos enclaves de adoración pagana. Pero Israel “no arrojó a los habitantes” (Ver Jueces 1:27). Mientras que Josué estaba totalmente comprometido con Dios, los ancianos sólo lo estaban en parte. ¿Y cuál fue el resultado? Sus hijos e hijas comenzaron a casarse con los vecinos y a adoptar su estilo de vida. Escucha: “Y se levantó después de ellos otra generación que no conocía al Señor… y se encendió contra Israel el furor del Señor… y no se apartaban de sus obras, ni de su obstinado camino” (Jueces 2:10b, 14, 19b).

¿Qué había determinado sus valores espiritualesí

¡El compromiso de sus padres! Eso es lo que se denomina el declive generacional. Nos ayuda a comprender cómo influyeron nuestros padres en nosotros y predice cómo nuestro compromiso, o la falta del mismo, va a formar a nuestros hijos.
Padres, vosotros sois la primera influencia. Dad a vuestros hijos raíces espirituales profundas desde su más tierna infancia. De esta forma, si se rebelan más tarde, siempre les quedará, los recuerdos y valores a los que volver. No solamente les habléis de Dios, ¡sino formad delante de ellos un estilo de vida temeroso de Dios diariamente!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí